lunes, 31 de agosto de 2015

El Museo El Legado del Salado apuesta por el futuro.



Aunque aún no posee un lugar más adecuado para su instalación, lo cual le permitiría poder permanecer más tiempo abierto a la comunidad y asistir a más escuelas e instituciones con talleres y visitas guiadas que actualmente por falta de espacio y personal no se pueden llevar a cabo como debiera, el museo sigue avanzando en investigación.

El mayor legado que va a quedar a las generaciones futuras es el conocimiento, que se atesora en los miles de fósiles que el museo resguarda y que poseen secretos importantes que van siendo revelados. Recientemente han visitado el museo investigadores que han realizado descubrimientos insospechados en los materiales que se encuentran en el repositorio. Estas investigaciones serán publicadas en revistas científicas, congresos nacionales e internacionales donde quedará representado Junín con su museo y los fósiles que se resguardan. Fuente www.laverdadonline.com


Mas info en www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

Descubren un colgante de garra de oso de más de 18.000 años.


Investigadores de la Universitat de Barcelona (UB) han descubierto en el yacimiento paleolítico de Montlleó, en Prats i Sansor (Lleida), un colgante único de garra de oso de más de 18.000 años, ha informado este jueves la universidad.

El equipo arqueológico dirigido por los profesores del departamento de Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología de la UB Xavier Mangado y Josep Maria Fullola ha identificado un hogar, diversos colgantes labrados sobre caracoles marinos procedentes de las costas del Mediterráneo y el colgante elaborado mediante una garra de oso.

La nueva campaña de excavaciones, que se ha llevado a cabo durante 2015 en Montlleó, ha permitido profundizar en el conocimiento sobre los grupos de cazadores de caballos que ocupaban este territorio durante los veranos hace 20.000 años durante la época de glaciación.

 
Mas info en www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

Curso - Taller en el Museo Paleontológico Bariloche.

El Curso está principalmente destinado a personas de nivel secundario y universitario que quieran comenzar la iniciación en preparación de materiales fósiles y tengan disponibilidad para colaborar con esas tareas en el Museo Paleontológico Bariloche

Temario General.
1 Técnicas en paleonotología
2 Micro-preparación
3 Macro-preparación
4 Pegamentos y reforzadores
5 Moldes

Los Cursos se realizarán en el Laboratorio de Preparaciones del Museo Paleontológico Bariloche los días Lunes 7 a Miércoles 9 y Jueves 10 a Viernes 11 de Septiembre, en horario corrido (mañana y tarde)

Los Cursos se realizarán en el Laboratorio de Preparaciones del Museo Paleontológico Bariloche los días Lunes 7 a Miércoles 9 y Jueves 10 a Viernes 11 de Septiembre, en horario corrido (mañana y tarde)

Una nueva morsa de Japón muestra la diversificación de su familia en el Mioceno.

La morsa es el único miembro vivo de la familia Odobenidae, aunque este grupo era mucho más diverso en el pasado. Se conocen, al menos, 20 especies fósiles de morsa y ahora se suma a la lista otro género y especie más: Archaeodobenus akamatsui. Esta criatura habitó las tierras que hoy componen la isla de Hokkaido, al norte de Japón, a finales del Mioceno Tardío (10-9,5 millones de años).

En el estudio “A New Late Miocene Odobenid (Mammalia: Carnivora) from Hokkaido, Japan Suggests Rapid Diversification of Basal Miocene Odobenids”, publicado ayer en PLOS ONE, los investigadores Yoshihiro Tanaka y Naoki Kohno analizan los restos encontrados de Archaeodobenus akamatsui (parte del cráneo, mandíbulas, algunas vértebras y algunos huesos de los apéndices). Aunque el esqueleto parcial hallado comparte características con otra morsa fósil descubierta en 2006 en el mismo área, Pseudotaria muramotoi, la nueva especie presenta rasgos distintos y mantiene otros de odobénidos arcaicos.

Los investigadores estiman que este animal midió tres metros de longitud y pesó entre 390 y 473 kilos. No tenía los característicos colmillos largos de las morsas actuales. Los suyos sólo medían 86,3 milímetros.

Mas info en www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

sábado, 22 de agosto de 2015

Smilodon o tigre dientes de sable por Daniel Boh.

Recreación realizada por el paleoartista Daniel Boh de un Smilodon o tigre dientes de sable, el depredador del pleistoceno mas popular de América.

El tigre dientes de sable fue uno de los grandes triunfos evolutivos de los mamíferos depredadores. Smilodon significa “dientes de sable”, característica que evidencia su acentuada especialización en la cacería de presas grandes, como el megaterio y el mastodonte, enormes mamíferos hoy desaparecidos. El primer hallazgo de un smilodonte en nuestro país fue realizado por el naturalista Francisco Javier Muñiz en 1844, en la barranca del Río Luján. En 1842 un paleontólogo danés, Peter Lund, halló fósiles en unas cavernas del sur brasileño.

El Smilodon superaba el peso y tamaño que el león actual; sin embargo, sus proporciones corporales diferían de las de cualquier félido moderno. Las extremidades posteriores del Smilodon populator eran más cortas y robustas, su cuello proporcionalmente más largo, y el lomo más corto. La extraordinaria peligrosidad de este félido se debía al gran desarrollo de la parte anterior de su cuerpo y al tamaño asombroso de sus caninos superiores, que llegaban a sobresalir más de quince centímetros.

A diferencia de la mayoría de los félidos, tenía un rabo corto, como el lince o el gato montés actual. Todo su cuerpo tenía una estructura poderosa y los músculos de los hombros y del cuello estaban dispuestos de tal manera que su enorme cabeza podía lanzarse hacia abajo con gran fuerza. Las mandíbulas se abrían formando un ángulo de más de 120 grados, permitiendo que el par de los inmensos dientes de sable que tenía en el maxilar superior se pudiera clavar en sus víctimas.

Mas info en www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

Hallan planta de 125 millones de años en Grecia.

Crecía bajo el agua en la que ahora es la Europa moderna, no tenía pétalos y daba una sola semilla: según científicos que la ubican hace 125 a 130 millones de años, podría ser la planta con flor más antigua de la que se tiene información.

Más de 1.000 fósiles de la planta, bautizada Montsechia vidalii, fueron analizados cuidadosamente para este estudio publicado el lunes por la Academia de Ciencias de Estados Unidos (PNAS) y que parece remover de su sitial a una planta china hasta ahora considerada una de las más antiguas.

"Lo de 'primera flor' es técnicamente un mito, como el 'primer humano'", dijo el paleobotánico David Dilcher, principal autor del estudio. "Pero en base a este nuevo análisis sabemos que Montsechia es contemporánea, o incluso más antigua, que Archaefructus (sinensis)", una planta acuática similar hallada en China.

Los científicos conocen desde hace tiempo la Montsechia vidalii, que crecía en forma abundante en lagos de agua dulce. Sus fósiles fueron hallados hace más de un siglo en los depósitos de caliza de la cadena Ibérica, en el centro de España, y en los Pirineos, cerca de la frontera con Francia.

Pero, según Dilcher, muchos de los fósiles fueron malinterpretados porque Montsechia "no tiene 'partes de flor' obvias, como pétalos o estructuras de producción de néctar para atraer insectos, y vive todo su ciclo bajo el agua".

Hallan en Brasil fósil de serpiente de cuatro patas.

Un equipo de investigadores halló en Brasil un fósil de 113 millones de años de una serpiente de cuatro patas. Aunque no es la primera vez que se encuentra un fósil de serpiente con extremidades, se cree que éste es el ancestro directo de las serpientes modernas.

Creen que el animal no utilizaba sus delicados brazos y patas para caminar sino que le servían para atrapar a su presa.

El fósil muestra adaptaciones para excavar, y no para nadar, lo cual refuerza la idea de que las culebras evolucionaron en tierra. La evolucionaron en tierra o en el agua es un debate de larga data entre paleontólogos. "Éste es el fósil de serpiente más primitivo que se conoce, y es muy claro que no es acuática", señaló Nick Longrich, investigador de la Universidad de Bath, en Reino Unido, y uno de los autores del estudio.

Sus extremidades traseras y delanteras (de 4 mm y 7 mm respectivamente) son muy pequeñas y altamente especializadas, con dedos muy delgados y garras en la punta. Bruno Simoes, especialista en serpientes del Museo de Historia Natural de Londres, quedó sorprendido por el buen estado de preservación del fósil y por lo bien desarrolladas que están sus extremidades.

"Es una sorpresa, sobre todo por su cercanía con las serpientes actuales", le dijo a Simoes a la BBC.

Un pequeño escarabajo sobreviviendo entre los gigantes del Pleistoceno.

Si bien gran parte de la región pampeana los rastros fósiles de grandes como el Megatherium (de 4,4 metros de altura y el peso superior de un elefante moderno) y pequeños vertebrados como Calomys (como los de un pequeño roedor) abundan a lo largo de su litoral marítimo (mamíferos, aves, reptiles, anfibios, peces y otros). Esto se debe a que característicamente los vertebrados están constituidos por un esqueleto óseo interno mas resistente al tiempo y a otros agentes, compuesto por minerales, principalmente fosfato cálcico, lo cual favorece la preservación de sus vestigios en el registro fósil. Otros son tan infrecuentes como los insectos y los vegetales.

Durante las III Jornadas Regionales del Centro en la ciudad de Olavarria se presento un interesante trabajo titulado “Primer registro de un Tenebrionidae (Arthropoda, Coleoptera) asociado a restos del cráneo de un Mylodontidae (Mammalia, Xenarthra), en el Pleistoceno Superior de Punta Hermengo, Miramar, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina”, donde se da a conocer el icnofosil de un escarabajo que vivió hace miles de años.

En algunos casos excepcionales, se logra identificar moldes de algunas partes de un organismo invertebrado. Los moldes se forman tiempo después del que el organismo se incorpore en el sedimento, perdiendo todo contacto con el exterior cuando las bacterias y otros organismos del suelo acumulan minerales. Al desintegrarse las partes orgánicas, estas paredes revestidas de minerales se rellenan de sedimento o solamente quedan totalmente huecas, preservando la forma original, e incluso, detalles muy íntimos de la estructura.

Leer mas en Notas Divulgativas en:  www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

La autopsia de un bisonte congelado completo de hace 9.300 años.

Científicos de Yakutia y Moscú, en Rusia, con colaboración de Estados Unidos, están inmersos en el estudio de un ejemplar completo de bisonte estepario o ártico –Bison priscus­- que fue descubierto recientemente en Siberia y que estaba congelado, preservando su cuerpo íntegro e inalterado  durante los últimos 9.300 años, lo que ha permitido llevar a cabo una exhaustiva necropsia de esta especie extinta.

Los científicos han estudiado detenidamente cómo vivió y murió este animal al final de la Edad de Hielo. “Lo bautizamos como Bisonte Yukagir por la tribu del mismo nombre del norte de Yakutia a quienes se dedica el hallazgo. El bisonte estepario es el predecesor del actual bisonte americano –Bison bison- que, junto al europeo –Bison bonasus- son las especies modernas de bisontes. 

Cuando los antiguos bisontes se extinguieron en casi todo el mundo, al final del Pleistoceno, hace 10.000 años, sólo unos pocos –y éste es uno de ellos- sobrevivieron en el este de Siberia en el período siguiente, el Holoceno”.

Más info en www.grupopaleo.com.ar/paleoboletin/principal.htm

Hallado el primer babuino fósil en Sudáfrica.

Un equipo del Instituto de Estudios Evolutivos de la Universidad de Wits (Sudáfrica) ha descubierto una serie de fósiles de monos que representarían a los primeros babuinos. Estos restos se remontan a hace más de dos millones de años.

Según el estudio, estos restos de babuinos se remontan a hace más de dos millones de años
Los investigadores han hallado un cráneo parcial en Malapa (Sudáfrica), en el yacimiento Cuna de la Humanidad, el mismo lugar donde se descubrieron los esqueletos parciales de las nuevas especies de homínidos tempranos, Australopithecus sediba, en 2010.

"Los babuinos son conocidos por haber coexistido con los homínidos en varias zonas donde se encontraron fósiles en África Oriental y África del Sur, y porque a veces incluso se utilizan como modelos comparativos en la evolución humana", dice Christopher Gilbert autor principal del estudio.

El cráneo, encontrado durante las excavaciones de A. sediba, confirma que la especie de babuino a la que pertenecen los fósiles –Papio angusticeps– estaba estrechamente relacionada con los babuinos modernos, y muy posiblemente con los miembros más antiguos conocidos de la especie moderna de babuino Papio hamadryas.

 Más info en www.grupopaleo.com.ar/paleoboletin/principal.htm

Palaeoplethodon hispaniolae, la primera salamandra encontrada en ámbar.


Investigadores de las universidades Estatal de Oregón y de California en Berkeley han hallado, en lo que hoy es República Dominicana, la primera salamandra en ámbar que se conoce de hace más de 20 millones de años. La especie se llama Palaeoplethodon hispaniolae y aporta nuevos conocimientos sobre la historia ecológica y geológica de las islas del Caribe. En la actualidad, no existen salamandras en esta zona.

En la actual República Dominicana, hace más de 20 millones de años, tuvo lugar una breve lucha de una cría de salamandra con un depredador. Finalmente el anfibio fue mordido, pero consiguió escaparse. Sin embargo, en la confusión cayó en un depósito de resina pegajosa, quedando fosilizado y sepultado para siempre en ámbar.

El registro fósil de ese evento ha revelado que las salamandras vivieron en el pasado en una isla del Mar Caribe, según un estudio de investigadores de la Universidad Estatal de Oregón (OSU, por sus siglas en inglés) y la Universidad de California en Berkeley (EE UU) que publica en The Journal of Palaeodiversity. En la actualidad no existe ninguna especie de este anfibio en toda la zona del Caribe.

Más info en www.grupopaleo.com.ar/paleoboletin/principal.htm

El paleoclima y la evolución adaptativa de los lobos.


Un estudio basado en la variación de los fósiles a lo largo de 37 millones de años indica que el enfriamiento del planeta fue crucial en la evolución de los lobos. Su anatomía cambió y pasaron de ser depredadores deemboscada a corredores de fondo.

El cambio paulatino de las temperaturas y condiciones del planeta durante los últimos 37 millones de años afectó a los comportamientos predatorios de los cánidos de Norteamérica, desde los lobos a los zorros, según un estudio publicado en Nature Communications. Los lobos pasaron gradualmente de ser depredadores de emboscada a perseguidores.
 
El equipo de Borja Figueirido, de la Universidad de Málaga, ha examinado el registro fósil de estos animales y ha descubierto un cambio morfológico en las articulaciones de zorros y lobos que respondió a la existencia de espacios cada vez más abiertos y la necesidad de perseguir a sus presas en cortas y largas distancias.

Durante el último Cenozoico, explican los autores del trabajo, la Tierra experimentó un profundo cambio y pasó de ser caliente y húmeda a climas más fríos y secos, parecidos a los que tenemos hoy. Los fósiles de las plantas, por ejemplo, muestran un aumento de las praderas y zonas abiertas hace unos 25 millones de años, pero los efectos de estas variaciones en las costumbres de los carnívoros son menos conocidas.

Más info en www.grupopaleo.com.ar/paleoboletin/principal.htm

jueves, 20 de agosto de 2015

Paleo, Revista Argentina de Divulgación Paleontológica Nº 129.

Ya podes descargar la nueva revista desde www.grupopaleo.com.ar/paleoboletin/principal.htm 

01- Científicos descubren fósil de pudú más antiguo de América.
02- Diseñan un Pterosaurio animatrónico comandado por “motion capture”.         
03- El arrecife más antiguo ha sido descubierto en Namibia.       
04- El genoma del hombre de Kennewick lo emparenta con los nativos americanos.        
05- Hallan en Bolivia restos fósiles de mamíferos gigantes de la Era Cuaternaria. 
06- Hallan fósil de perezoso gigante en Falcón.  
07- Hallan los restos de unas tortugas gigantes de hace 15 millones de años.
08- Reconstruyen el parentesco de una especie de tejón de hace nueve millones de años.          
09- Un gliptodonte apareció en Río Tercero.       
10- Presentan el hallazgo de un Proteroterio del Mio-Plioceno de Termas de Rió Hondo.
11- Cuando los ictiosaurios gobernaron los mares.         
12- Otra mirada sobre el Museo de La Plata.
13- Se hará una copia impresa en 3D del dinosaurio más grande del mundo.       
14- Santa Clara albergó las VI Jornadas Paleontológicas Regionales en Santa Clara del Mar.       
15- Hallan fósiles de siete especies de cocodrilos con 13 millones de años en Perú.       
16- Hallan en un pueblo español el fósil de trilobite más antiguo del mundo.
17- Vegasaurus molyi, una nueva especie de plesiosaurio en la Antártica.
18- Los mamíferos, aves, reptiles y anfibios que coexistieron con el hombre en el holoceno pampeano.
01- Los Mamíferos Xenartros más característicos del Plioceno de la Republica Argentina.
01- El adiós a un símbolo turístico de San Juan.
02- Inicia este verano su sexta campaña de excavaciones en Tanzania.
03- El mayor dinosaurio carnívoro de Japón.
01- A modo de Editorial.
02- Resúmenes o Abstract.
03- Lectores.
04- El fósil destacado.
05- Turismo y Naturaleza.
06- PaleoHumor:
07- Libros recomendados.
08- Sitios Web Sugeridos.
09- Congresos/Reuniones/Simposios.
10- Museos para conocer.

domingo, 16 de agosto de 2015

Feliz dia del Niño!!!


La Era de Hielo; y una exhibicion sorprendentemente educativa en un museo bonaerense.

El Museo Municipal de Miramar, desarrolla desde hace poco tiempo en su sala de paleontología regional, una pequeña pero significante muestra educativa y gratuita que compara a los integrantes de la película La Era de Hielo con las verdaderas criaturas prehistóricas que habitaron en la región pampeana argentina.

Ice Age (titulada Ice Age: La edad de hielo en España y La era de hielo en Hispanoamérica) es una película estadounidense de animación del año 2002 creada por Blue Sky Studios y lanzada por 20th Century Fox. Fue dirigida por Chris Wedge y Carlos Saldaña, y se conocen cuatro sagas hasta la fecha.

Se proyectó junto al corto previo Gone Nutty (traducido como Bellotas), protagonizado por una ardilla dientes de sable llamada Scrat que busca y almacena obsesivamente bellotas, y que aparecerá también en el resto de películas de la serie.

La película empieza hace 20.000 años durante la era glacial, mostrando a Scrat, una pequeña ardilla que busca un lugar para guardar su bellota, al encontrar un lugar, forma todo una grieta haciendo que la ardilla termine escapando con su Bellota, al salir con vida, Scrat se alegra de que se encuentre de vuelta con su Bellota, pero luego termina siendo aplastado por los animales que caminan. Los animales migran hacia el sur, a tierras más cálidas. Sin embargo, Manny, un mamut malhumorado, va en otra dirección por no hacer lo que hacen todos.

Poco después conoce a Sid, un perezoso gigante torpe, charlatán y bromista, que huye de dos brontotéridos que lo quieren matar tras haber arruinado su almuerzo (una ensalada de diente de león). Manny decide salvar a Sid porque, según sus propias palabras, “detesta a los animales que matan por placer”. Una vez salvado, Sid decide seguir junto a Manny para escapar de los brontotéridos que lo amenazan a lo lejos, a pesar de que Manny le insiste en que lo deje en paz. Paralelamente, un siniestro tigre dientes de sable llamado Diego tiene la misión de robar a un bebé llamado Roshan, que es el hijo del cazador humano que mató a la mitad de su manada.

Entre los animales que se observan allí, podemos encontrar a las especies fósiles Mammuthus primigenius, Megatherium, Smilodon, Ardilla dientes de sable, Glyptodon, Homo sapiens, Dodo, Macrauchenia, Tyrannosaurus, Eurotamandua, Embolotherium, Arsinoitherium (Posiblemente), Moeritherium, Lobo Terrible, Buey almizclero, Spinosauridae sin identificar (Posiblemente Suchomimus), Gigantopithecus, Liebre prehistórica sin identificar, Perezoso (Folivora) entre otros.

Debemos contar, que estos animales representados en las cuatro sagas, en su mayoría, no se conocían entre si, mejor dicho, no son todos de la edad de hielo, ya que algunos son primitivos, y no vivieron al final del Pleistoceno, y otros, son de distintos continentes. Tengamos en cuenta que se trata de una película animada para niños y que tuvo buen éxito con los adultos, y no estamos hablando de un documental estrictamente educativa, he mas, en la segunda versión aparecen dinosaurios, que se habían extinto 65 millones de años antes que sucediera la edad de hielo, pues, los dinos son muy marketineros, y siempre venden.

Una nueva exhibición del Museo Municipal Punta Hermengo es la propuesta que el organismo pensó para sorprender a su público. Las verdaderas bestias prehistóricas que dieron origen a Scrat, Manny, Sid y Diego, los cuatro personajes principales de la película “La Era de Hielo”, alguna vez deambularon por la ciudad de Miramar y gran parte del territorio argentino, otras eran criaturas similares y hasta más asombrosas.

El Museo Municipal “Punta Hermengo” de Miramar preparo una exhibición especial para conocer los fósiles de La Era de Hielo, a partir de campañas de búsquedas e investigación cuyas bases se encuentran en rigurosos estudios de excavaciones paleontológicas realizadas por instituciones científicas del país y de la institución local.

La exhibición especial que interactúa con los restos fósiles originales de las grandes criaturas prehistóricas que vivieron en Miramar y que se extinguieron hace 10 mil años antes del presente y su relación directa con los personajes de la Era de Hielo en la gran pantalla , llevando directamente al visitante mediante la combinación de elementos ilustrativos, información breve, precisa y las piezas de origen paleontológico orgullo del museo, a una época difícil de imaginar.

La imperdible exhibición integrará por fósiles originales y modelos que permitirán conocer la increíble diversidad de animales que alguna vez habitaron la ciudad balnearia, conformada por colecciones de fósiles de gigantescos elefantes, dientes de sable, grandes perezosos, animales pequeños y demás. Durante la exhibición se descubre  el origen de cada una de estas especies, sus hábitos alimenticios y forma de vida, a través de paneles explicativos con contenidos didácticos e ilustrativos, cuya información dará a conocer el origen de la vida, los cambios de la corteza terrestre, las eras geológicas y la teoría de la extinción de los mismos.

La idea surgió luego de una nota televisiva para el programa “Vivo en Argentina” de la Tv Publica, donde personal del Museo de Miramar, mostraba y explicaba los fósiles hallados en la zona. Cuando llego el momento de mostrar el cráneo de un perezoso gigante llamado Scelidotherium leptocephalum, de modo explicativo y didáctico, se lo ilustro con la imagen de “Sid” el perezoso gigante y simpático de la película. De este hecho casual, el museo ideo y reorganizo la muestra de paleontología local.

La muestra fue montada para ser exhibido durante las vacaciones invernales de 2012. Debido a su éxito, lleva casi 4 años, siempre con variantes y nuevos materiales. Los niños, y sobre todos sus padres gustosos y agradecidos  por las excelentes explicaciones, aprendiendo en familia como fue nuestra propia edad de hielo, y siendo pionera en su estilo, a pesar del poco espacio y en recursos económicos.

Más info en www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

En busca de la creación de la Reserva Provincial de Centinela del Mar.

El trabajo de diversos paleontólogos tuvo eco en la legislatura provincial y el proyecto busca proteger, inicialmente, 23 kilómetros de costa desde Mar del Sur hasta el arroyo Nutria Mansa.

Con la problemática ya conocida relacionada a los daños que sufre desde hace años el Vivero Dunícola Florentino Ameghino de la ciudad de Miramar, y atentos a algunas medidas de dudoso resultado que tomaron en conjunto el municipio de General Alvarado y el gobierno provincial para combatir la erosión costera de la zona, un grupo de paleontólogos se propuso conservar los territorios bonaerenses vírgenes que se extienden desde la localidad del Mar del Sur hasta el pareje Centinela del Mar, ubicado en el límite con el distrito de Lobería.

Vía la presentación de un proyecto para constituir una Reserva Natural provincial, los especialistas buscan concretar la revalorización de unos 23 kilómetros de costa con la proyección de ampliar la zona a una dimensión de 17 kilómetros más en el futuro.

 Daniel Boh, uno de los impulsores del plan y director del Museo Municipal Punta Hermengo de Miramar, confirmó que el proyecto ya ingresó a la dependencia de “Áreas protegidas de la Provincia, a través del senador Patricio Hogan, y está desde hace tiempo en análisis del OPDS”. 

“Según me notificaron, ya pasó por varias comisiones” agregó Boh antes de reconocer que “aunque su aprobación puede llegar a tener alguna demora por los asuntos políticos del oficialismo y la oposición, al ser de interés social, confiamos en que el proyecto se va aprobar”.

La intención es mantener el perfil del frente costero, lograr ahora una protección de la zona de playa y de los bordes de los acantilados” especificó el museólogo, al referirse a una primera etapa de los objetivos planteados. “Más adelante, la idea es ampliar la reserva hacia el interior del territorio, aproximadamente unos 300 metros” aclaró.

Para ello, los interesados deberán tratar con los propietarios de las tierras linderas al mar, caso por caso, a fin de establecer una iniciativa público-privada que sume más tierras. “Hemos tenido un diálogo con uno de los referentes de la Sociedad Rural de la zona y habría predisposición. Pueden obtener ventajas impositivas y controles de seguridad por parte de la Provincia. Para ellos es un negocio, esa zona no la usan. Lo que se pretende es que no construyan nada y no hagan ningún tipo de cambio en el terreno, incluso con una normativa para no forestar” adelantó Boh.
  

Un estudio revela la evolución de un hueso del oído en los antepasados de los mamíferos.

Durante mucho tiempo se ha creído que el hueso del oído llamado estribo, uno de los huesos más pequeños en los ancestros de los mamíferos, no muestra diferencias entre las especies.

Ahora, el doctor Leandro Gaetano y el profesor Fernando Abdala, del Instituto de Estudios Evolutivos de la Universidad de Witwatersrand, en Sudáfrica, han completado el primer análisis detallado y exhaustivo sobre el hueso del oído de los cinodontes del Triásico, y han encontrado algunas variaciones notables en la morfología de este hueso, incluso entre animales de la misma especie.

"Nadie ha prestado realmente atención a este pequeño hueso antes. Al estudiar este hueso del oído de cinodontes del Triásico -los precursores de los mamíferos, incluidos los humanos-, empezamos a ver esas diferencias en los dos últimos años", dice Gaetano. Los resultados de este estudio, que es sólo la primera parte de un proyecto de investigación mayor, se publican este miércoles en la revista Plos One.

El único hueso del oído en los antepasados de los mamíferos, el estribo, se ha registrado en muchos cinodontes del Triásico (entre hace 220-250 millones de años). El estribo es un hueso rectangular con un agujero en el centro rodeado de columnas anteriores y posteriores de hueso. Es el único hueso del oído medio y permite la transmisión de las ondas de sonido desde el tímpano al oído interno.

Se construirá un parque paleontológico en Marcos Paz.

El yacimiento ubicado en el límite entre Marcos Paz y La Matanza, donde se encontraron mastodontes, megaterios y tigres dientes de sable, entre otras especies, fue declarado como reserva paleontológica. Allí, se planea asentar un parque que podrá ser visitado de día y de noche.

No será un parque jurásico, sino de megamamíferos que llegaron a convivir con los humanos hace unos 10 mil años. Duró poco tiempo tal comunidad, ya que el hombre se convirtió en uno de los factores que determinaron la extinción de esas especies. Ahora, es el momento de revivirlas.

Los propietarios de la cantera Vignogna firmaron la cesión de 40 mil metros cuadrados para que se configure oficialmente la reserva paleontológica, ubicada a metros de la Ruta 3. 


Proponen una ruta turística para descubrir el origen de la Tierra.

El descubrimiento en 2009 de ecosistemas primitivos en humedales andinos ha generado proyectos escolares, culturales y turísticos.

Si quisiéramos buscar pistas acerca de los orígenes de la vida en la Tierra no tendríamos que irnos tan lejos. Las lagunas de Socompa (Atacama) y otros humedales andinos conservan ecosistemas primitivos que explican cómo fue posible el desarrollo de la vida. En 2009, María Eugenia Farías, doctora en Microbiología y directora del laboratorio de investigaciones microbiológicas de lagunas andinas del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), descubrió los estromatolitos de Socompa.

Como ella lo explicó: “Se consideran los ecosistemas más primitivos de la tierra. A lo largo de millones de años han afectado la evolución del planeta fijando CO2 (Dióxido de Carbono) y produciendo grandes cantidades de O2 (Oxígeno) a través de la fotosíntesis, liberando el oxígeno a los mares, a la atmósfera y creando la capa de ozono”.



Un nuevo dinosaurio revela la evolución de los cuernos en los Triceratops.


Científicos del Museo Real de Ontario (Canadá) y el Museo de Historia Natural de Cleveland (EE UU) han descubierto una nueva especie de dinosaurio con cuernos, Wendiceratops pinhornensis, en un yacimiento del sur de Alberta en Canadá. El hallazgo podría representar la primera aparición documentada de un cuerno en la nariz como ya se ha encontrado en otros ceratópsidos como los Triceratops y arroja luz sobre la evolución de las protuberancias en esta familia de dinosaurios.

Un equipo científico describe en el último número de la de la revista PLoS ONE un nuevo dinosaurio, denominado Wendiceratops pinhornensis, a partir de más de 200 huesos que representan los restos de, al menos, cuatro individuos –tres adultos y un juvenil– hallados en el sur de Alberta, Canadá.


Megaloceros novocarhaginiensis, una nueva especie de ciervo gigante del Pleistoceno.

Megaloceros novocarhaginiensis es el nombre que Jan van der Made, investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales, ha dado a la especie de ciervo que acaba de descubrir. Se trata de un cérvido que vivió durante el Pleistoceno temprano, hace 780.000 años. Asimismo, el científico ha descrito fósiles de la especie Dama cf. vallonnetensis, un gamo que ya se conocía.

Megaloceros, que tenía un aspecto similar al de los ciervos, medía casi dos metros de altura, es decir, era más pequeño que la especie M. giganeus y mayor que M. savini. El material paleontológico ha sido encontrado en Cueva Victoria, un yacimiento situado en Cartagena (Murcia).



lunes, 10 de agosto de 2015

Museo de Ciencias Naturales Miguel Lillo (MUL) de Tucumán.

En julio de 2012, integrantes de Grupo Paleo visitaron la institución mas importante del norte argentino, como así también, parte de la facultad y jardín botánico, donde uno piensa que esta recorriendo la típica yunga tucumana, encontrando en el recorrido la cartelera que señalas las principales especies que están a la vista, un jardín triasico, con criaturas prehistóricas reconstruidas a escala natural, las ruinas del solar de Miguel Lillo y su propia  tumba, ubicada allí mismo.

Desde el inicio del siglo XX, la idea de contar con un museo de Ciencias Naturales, era una inquietud tanto del sabio Miguel Lillo como de la Generación del Centenario, compuesta por personalidades destacadas del ámbito cultural tucumano. La Fundación Miguel Lillo que recibe el legado “ad perpetuam memoria” del sabio, materializó ese proyecto en las instalaciones de la planta baja de un edificio construido en la década del ´60. El mismo era visitado continuamente y perduró un gran tiempo, pero había cumplido un ciclo y debía renovarse.
Por esta causa, la Comisión asesora vitalicia de la Fundación inició en el año 2005 las gestiones a los fines de remodelar el anterior museo, para modernizarlo y darle un sentido tal, que fuera accesible a todo tipo de público. Este cometido se logró al reinaugurar el Museo Miguel Lillo de Ciencias Naturales (MUL) el 12 de Mayo del 2010.

El propósito de Mul es comunicar a los visitantes la importancia de la valoración, preservación y el cuidado del medio ambiente.

El Mul se encuentra integrado dentro de la corriente de la Nueva Museología, por ello está llamado a ser un importante referente de la vida cultural tucumana, a partir de la conservación de un patrimonio vuelto a ser vivo y no oculto en lugares inaccesibles para la mayoría. Comunica a través de un lenguaje comprensible consiguiendo una mayor apertura, dinámica, difusión y participación sociocultural.

Como se sabe el museo tiene que ser un hogar cultural accesible a todos, no se dirige a un grupo de expertos en la temática a exhibir y su razón de ser es estar al servicio de la comunidad, como actor útil del desarrollo cultural y social.

Es por ello que el museo ha incorporado además de las técnicas tradicionales como sonidos, videos o el dictado de cursos, recursos tales como aro magnético para hipoacúsicos, escritura Braille, un sector lúdico, rampas de acceso en las cercanías del inmueble, en el edificio y dentro del recorrido, baños para discapacitados y capacitación permanente del personal; por ejemplo a partir de la primera semana del mes de Marzo de este año se capacitarán en el lenguaje de señas. De esta manera se propone servir como instrumento de comunicación, llegando a toda la comunidad tanto a nivel emocional como intelectual.

Por lo expresado, el MUL sólo puede justificarse social y culturalmente en función de sus destinatarios: los visitantes, ellos son los que marcan la razón de ser de esta institución.

En las Salas de Exposiciones Temporales: en un sector presenta parte de la famosa colección de Stewart Shipton, coleccionista inglés que vivió en Tucumán, integrada por aves y mamíferos taxidermizados exhibidos en sus contenedores originales que datan de principios del siglo XX, aquí se explica a los visitantes la diferencia entre el antiguo coleccionismo y la visión actual de las ciencias naturales.

En otro sector se expone una parte de la colección entomológica de la Fundación y ejemplares de los libros Genera et Species Plantarum Argentinarum, considerada una de las contribuciones clásicas más importantes a nivel mundial dedicada al estudio de la flora argentina.

 En las Salas Permanentes de Esposicion: el lenguaje museográfico se apoya en la utilización de tecnología (proyección de sonidos y videos), iluminación dimerizada, colores, textos cortos y comprensibles, sector lúdico y una gráfica muy clara. Se recurre a la percepción sensorial del público haciendo mucho más amena e impactante la visita al museo. En estas salas se exhiben minerales, fósiles y paisajes del Noroeste Argentino, distribuidos en un cuidadoso equilibrio entre réplicas y originales.

Hay más de 300.000 piezas que se exponen en las distintas salas, en las que se incluyen videos didácticos y actividades multimedias e interactivas para los más pequeños. Al cerrar los ojos, se percibe el viaje por el tiempo, por las distancias, a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar, donde a través de la tecnología se puede escuchar el lenguaje de la urraca, y el canto de las carrasquitas.

Por el sistema Back Light (iluminación desde atrás) la gigantografía de las yungas sorprende al espectador que se hace a un lado cuando comienza a escuchar la tormenta que se desata en minutos y su caída sobre piedras y follajes se hace casi real.

Cruzando sólo dos metros el "viajero" ha ascendido a más de 3.000 metros de altura y está frente al paisaje de alta montaña y siente el correteo de los zorrinos y el aleteo del águila mora. La vegetación es escasa y las especies varían en los valles intermontanos.

Entre las vedettes del Museo, el Herrerasaurus y el Marasuchus remiten al visitante a imaginar cómo era la fauna que merodeaba la región hace 225 millones de años. También atrapan los ejemplares de la fauna moderna del Cuaternario (mamíferos fósiles tales como gliptodontes, megaterios, tigres diente de sable, etcétera), así como una réplica del esqueleto de un dinosaurio que, en vida, pesó aproximadamente 70 toneladas.

Antes de su fallecimiento en 1931, y por gestiones de Alberto Rougés y Ernesto Padilla, Miguel Lillo donó sus valiosas colecciones de botánica y zoología, su biblioteca y su propiedad a la Universidad Nacional de Tucumán, con la condición de que fuesen administradas por una comisión asesora vitalicia. Luego de la muerte del sabio tucumano, se integraron el Instituto Universitario y la Fundación que lleva su nombre, organismos cuya labor científica ha adquirido prestigio internacional.

La idea de reformular los criterios de exposición y de reacondicionar el edificio construido en la década de 1960, surgió a comienzos del siglo XXI. El criterio fue emplear la tecnología disponible y darles a las exposiciones un sentido didáctico que las hiciese más accesibles al público.

Lo único malo, es que, los mas interesados en el tema, estudiantes y profesionales se quedan con “gusto a muy poco”, por ser una institución con amplias colecciones y reputación en las ciencias naturales del norte argentino, y para hacerlo mas completo, no permiten filmar o sacar fotografías. Mucha grafica, poco bicho. Igualmente es “imperdible” y es de lo mejorcito que se puede encontrar para conocer.

Publicado originalmente en Paleo, Revista Argentina de Divulgación Paleontológica. 2012. Nª 75.

domingo, 9 de agosto de 2015

Paleo, Revista Argentina de Divulgación Paleontológica Nº 128.


Ya podes descargar la nueva revista desde www.grupopaleo.com.ar/paleoboletin/principal.htm  

01- Homo antecessor podría ser el ancestro común de más especies.    
02- Nace un caballo prehistórico en una reserva en Burgos.        
03- Peces depredadores de hace unos 242 millones de años.     
04- Reconstruyen en 3D un pájaro mesozoico que habitó Brasil. 
05- Rusos ya tienen listo el sitio donde vivirán los clones del nuevo mamut.         
06- Un asteroide no pudo causar “tormentas de fuego” globales, capaces de eliminar a los dinosaurios.    
07- Un dinosaurio del tamaño de un conejo fue el primero de su especie en Norteamérica.
08- Una exposición muestra la desaparición de especies en los últimos 10.000 años.      
09- Un perezoso gigante en el microcentro de Buenos Aires.      
10- Descubierta una nueva especie de dinosaurio ‘Iguanodon’ en Teruel.
11- Pappochelys, el antecesor de las tortugas.  
12- Esqueleto antiguo muestra que los primeros americanos vinieron de Asia.     
13- Dreadnoughtus no era tan pesado como se creía.     
14- Hallucigenia, el mayor enigma de la evolución recupera la cabeza.    
15- La sexta gran extinción está en marcha.      
16- Jurassic World, comentarios de un paleontólogo de vertebrados.
17- Stephanorhinus, un rinoceronte en La Rioja Baja.     
18- Fue inaugurado el nuevo museo de Ischigualasto.
19- Cuadrupedos terrestres de 333 millones complican teoría de evolución.         
20- El Museo Tuyú Mapu presentó el esqueleto montado de un perezoso gigante.           
01- Los hermanos Emilio y Duncan Wagner y su legado al patrimonio de Santiago del Estero, Argentina.
01- Hallan ADN de camello en Canadá.
02- El lago Eyre y la extinción de mamíferos en Australia.
03- Hallan en Rumania los fósiles de un ancestro del elefante.
01- A modo de Editorial.
02- Resúmenes o Abstract.
03- Lectores.
04- El fósil destacado. Canis Dusicyon avus.
05- Turismo y Naturaleza. Santa María, Provincia de Catamarca.
06- PaleoHumor:
07- Libros recomendados.
08- Sitios Web Sugeridos.
09- Congresos/Reuniones/Simposios.
10- Museos para conocer.