miércoles, 30 de septiembre de 2015

Paleo, Revista Argentina de Divulgación Paleontológica. Numero 131.



01- Salir a buscar fósiles es ilegal.        
02- Hallan el fósil humano más antiguo. 
03- Hallan fósiles de ballenas en Egipto.
04- Camello occidental de la Edad de Hielo.      
05- Hallan glóbulos rojos y colágeno en fósiles de dinosaurios.   
06- Hallan fósiles de gliptodontes y perezosos gigantes en las Sierras de Córdoba.         
07- Mystacina miocenalis, un murciélago gigante que vivió hace 16 millones de años.
08- Un recorrido con un experto por la Tierra de Dinos en Tecnopolis.      
09- Hallan un gliptodonte en San Juan Raya.     
10- Hallan el esqueleto completo de un camello híbrido del siglo XVI.
11- Hallan en Perú fósil del primate más antiguo de Sudamérica.
12- Hallan en Rumania los fósiles de un ancestro del elefante.    
13- Hallan en San Juan restos fósiles que permitirán conocer qué pasó en la prehistoria. 
14- Hallan fósil de tortuga más antigua del mundo que data de hace 240 millones de años.          
15- Hallan fósiles de vacas marinas en Paterna. 
16- Ecosistemas prehistóricos en las lagunas de la Puna.
17- Hallan fósil de tortuga que vivió hace 12 millones de años.    
01- Alfredo Dugès y sus aportes zoológicos en México.
02- Termas de Río Hondo. Mastodontes por aquí, Mastodontes por allá.
01- El mamut se extendió por 33 millones de km2.
02- Encuentran una enorme huella de dinosaurio en una cantera de Alemania.
03- Subastan esqueleto de un dinosaurio.
01- A modo de Editorial.
02- Resúmenes o Abstract.
03- Lectores.
04- El fósil destacado. Synthetoceras.
05- Turismo y Naturaleza. San Miguel de Tucumán.
06- PaleoHumor:
07- Libros recomendados.
08- Sitios Web Sugeridos.
09- Congresos/Reuniones/Simposios.
10- Museos para conocer.

domingo, 27 de septiembre de 2015

Kelenken guillermoi, el ave del terror.


Es una especie extinta de ave gruiforme de la familia Phorusrhacidae o aves del terror. Es el ave predadora conocida más grande de la historia. Vivió en el Mioceno, hace unos 15 millones de años. Midió más de tres metros de altura, su cabeza (incluyendo el pico) llegó a medir más de 70 cm de longitud, siendo el ave conocida con el cráneo más grande, llegaban a pesar los 160 kilogramos.

Kelenken era ágil y podía cazar y devorar roedores, reptiles y pequeños mamíferos; las crías de estas aves alcanzaban los 100 km/h pero los adultos sólo llegaban a los 60 km/h. Su fósil fue encontrado en la Patagonia, concretamente en la estación de tren de Comallo, cerca de la ciudad de Bariloche, Argentina por Guillermo Oscar Aguirrezabala. Los restos constan de un cráneo y fragmentos de un pie y de una pata y se encuentran en el "Museo Paleontológico de Bariloche.

Antes del descubrimiento de su cráneo, los científicos interpretaban las cabezas de las grandes aves del Cenozoico como versiones a mayor escala de las de las aves de menor tamaño. Los huesos de la pata y el pie tienen un parecido superficial con los del ñandú, un ave no voladora actual de América del Sur.

Mas info www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

Dunkleosteus, un gran pez de cabeza acorazada.


Es un género de peces placodermos artrodiros que existieron a finales del período Devónico, desde hace aproximadamente 375 hasta 360 millones de años, en el Frasniano y Fameniano. Algunas especies han sido descritas, de las cuales se han hallado numerosos fósiles.

Como otros diníctidos, Dunkleosteus se caracterizaba por una cabeza acorazada provista de mandíbulas con cuchillas dentales poco usuales. Aunque otros placodermos rivalizaban con él en tamaño, Dunkleosteus es considerado uno de los depredadores marinos más fieros y mortales que han existido.

Con seis metros de largo y una tonelada de peso, este cazador estuvo al tope de la cadena alimentaria de su ambiente, y probablemente depredaba toda clase de fauna. Nuevos estudios han revelado varios rasgos tanto en su alimentación y biomecánica como en su ecología y fisiología.

En las últimas décadas, Dunkleosteus ha logrado reconocerse en la cultura popular, con una gran cantidad de especímenes en exposición, y notables apariciones en medios de entretenimiento. Algunos fósiles del cráneo y escudo torácico demuestran que Dunkleosteus presentaba tendencias caníbales, ya que presentan mordidas que coinciden con su misma "dentadura" y que posteriormente no se curaron.

Es frecuente encontrar fósiles de Dunkleosteus junto a huesos semi-digeridos y poco masticados de otros peces, de los que se especula que rutinariamente los "vomitaba", en vez de digerirlos.

Algunos dinosaurios pequeños pudieron volar.


Cuando hablamos de dinosaurios, excluimos a los reptiles voladores como los Pteranodones y los reptiles acuáticos como el Mosasarurus o los pleiosaurios. Cuando definimos a un dinosaurio por tanto indicamos que un dinosaurio no sabe volar ni sabe nadar. Pues recientemente ha tenido que cambiarse la aceptación de dinosaurio, ya que se han encontrado dinosaurios voladores. 

Nos referimos a un pequeño grupo de terópodos encontrados en China, que vivió hace 163 millones de años en el Jurasico, al pequeño dinosaurio Yi Qi.

Yi Qi no es el primer ejemplar de dinosaurios manirraptores que especiales, se encuentra en la familia taxonómica de Scansoriopterygidae, un grupo de manirraptores con una fisiología extraordinaria que tenían características aéreas pero algo diferentes a las de las aves actuales, además de una anatomía craneal similar tanto a aves como a dinosaurios. Esto daría a entender que la Naturaleza probó diferentes maneras de alcanzar el medio aéreo, y solamente las que pudieron adaptarse mejor lo conquistarían.
 

Periphragnis, un gigante del Eoceno de la Patagonia.

Los Periphragnis eran isotémnidos aparecieron enseguida y representan la familia más primitiva de los toxodontos. Las extremidades eran fuertes y semejantes a las de los ungulados primitivos; las patas, relativamente cortas, eran digitígradas, es decir, que eran los dedos los que soportaban el peso y no las plantas.

La cabeza era bastante grande en relación con el cuerpo y las mandíbulas presentaban la dentadura completa, formada por 44 dientes, con coronas bajas. Sus colmillos eran grandes y probablemente los utilizara para excavar la tierra y alimentarse de raíces. Sus extremidades fuertes y largas sugieren que debía ser un animal bastante veloz. Sus restos fosilizados se han encontrado en Argentina, en el Eoceno de la Patagonia.

sábado, 26 de septiembre de 2015

Argentavis, el ave voladora de mayor tamaño de todos los tiempos.


Un esqueleto parcial de este enorme teratornítido se encontró de la provincia de La Pampa, Argentina. Es la mayor ave voladora que haya existido. Es también el teratornítido más antiguo encontrado, ya que data de fines del Mioceno, entre 6 y 8 millones de años, y uno de los escasos teratornítidos encontrados en América del Sur.

El primer descubrimiento incluyó porciones del cráneo, un húmero incompleto y varios otros huesos del ala. Incluso los cálculos conservadores estiman su envergadura en por lo menos 6 metros, y podría haber llegado hasta los 8 metros. Su peso se estima en alrededor de 80 kg. Su peso y su envergadura rivalizan entonces con los de los más grandes pterosaurios.

Por su tamaño, seguro que fue un ave planeadora, limitando el aleteo al carreteo y posterior despegue, aprovechando las fuertes corrientes térmicas para su majestuoso vuelo que provenían del océano Pacifico, antes de que las cordilleras llegaran a las alturas que presentan en la actualidad. Por lo tanto, Argentavis magnificens resulto ser hasta el momento el ave voladora de mayor tamaño del mundo. Foto de restos exhibidos en el Museo de La Plata. Ilustración del paleoartista Daniel Boh, se observa un Argentavis ahuyentando a una pareja de Thylacosmilus, apoderándose de su presa, un astrapoterio.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Riojasaurus incertus, del Triasico Argentino.


Es un representante primitivo de Dinosaurios Prosauropodos, frecuentemente registrados en la sección superior de las capas de Los Colorados. El tamaño de los especimenes recolectados en distintas campañas Paleontológicas, varían de 2 a 7 metros de largo.

Se conoce solo un cráneo bien preservado, el cual mide solo unos 25 centímetros de largo, es muy bajo y alargado, angosto en vista dorsal y hocico alargado. Su mandíbula inferior presenta una hilera de dientes y una probable estructura cornea en forma de pico. Al igual a otros Prosauropodos y Sauropodos posteriores, se caracterizaba por poseer una cabeza pequeña, cuello y cola muy largos, y totalmente cuadrúpedos.

Eran de hábitos herbívoros, alimentándose principalmente de plantas altas (Dicroidium) y follaje. Es uno de los dinosaurios mejor conocidos del Triasico, y algunos de sus parientes mas próximos fueron hallados en zonas tan distantes como Europa, África y China. Su procedencia es de La Quebrada de los Jachaleros, Provincia de la Rioja, Republica Argentina y vivió hace 225 millones de años. Esqueleto montado en el MUL – Museo de Ciencias Naturales Miguel Lillo de Tucumán.

Mas info www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

Ugrunaaluk kuukpikensis, un nuevo dinosaurio de Alaska.


Investigadores han descubierto una especie hasta ahora desconocida de dinosaurio herbívoro en Alaska, de acuerdo con un informe publicado este martes. El animal era una variedad de hadrosaurio, un dinosaurio con pico de pato que se desplazaba en manadas, dijo Pat Druckenmiller, director de ciencias geológicas en el museo de la Universidad de Alaska en Fairbanks.

Se cree que el norte de Alaska estaba cubierto de bosques y el clima era más cálido. El dinosaurio pasaba meses en la oscuridad y probablemente conocía la nieve, según los investigadores.

Se bautizó a la criatura Ugrunaaluk kuukpikensis. Significa "pastador antiguo" y fue elegido con ayuda de los esquimales inupiat de Alaska. Llegaba a medir unos 10 metros y sus centenares de dientes le permitían masticar la vegetación gruesa, según los investigadores. Su andar era principalmente bípedo, pero también podían caminar en cuatro patas.

La mayoría de los fósiles aparecieron en la formación Prince Creek del yacimiento óseo Liscomb junto al río Colville, unos 450 kilómetros al noroeste de Fairbanks. El yacimiento lleva el nombre del geólogo Robert Liscomb, quien halló los primeros huesos de dinosaurio en Alaska en 1961.

Smilodon, el gran tigre dientes de sable de las pampas por el paleoartista Daniel Boh.


El tigre dientes de sable fue uno de los grandes triunfos evolutivos de los mamíferos depredadores. Smilodon significa “dientes de sable”, característica que evidencia su acentuada especialización en la cacería de presas grandes, como el megaterio y el mastodonte, enormes mamíferos hoy desaparecidos.

El primer hallazgo de un smilodonte en nuestro país fue realizado por el naturalista Francisco Javier Muñiz en 1844, en la barranca del Río Luján. En 1842 un paleontólogo danés, Peter Lund, halló fósiles en unas cavernas del sur brasileño. El Smilodon superaba el peso y tamaño que el león actual; sin embargo, sus proporciones corporales diferían de las de cualquier félido moderno.

Las extremidades posteriores del Smilodon populator eran más cortas y robustas, su cuello proporcionalmente más largo, y el lomo más corto. La extraordinaria peligrosidad de este félido se debía al gran desarrollo de la parte anterior de su cuerpo y al tamaño asombroso de sus caninos superiores, que llegaban a sobresalir más de quince centímetros. A diferencia de la mayoría de los félidos, tenía un rabo corto, como el lince o el gato montés actual.

Todo su cuerpo tenía una estructura poderosa y los músculos de los hombros y del cuello estaban dispuestos de tal manera que su enorme cabeza podía lanzarse hacia abajo con gran fuerza. Las mandíbulas se abrían formando un ángulo de más de 120 grados, permitiendo que el par de los inmensos dientes de sable que tenía en el maxilar superior se pudiera clavar en sus víctimas.

martes, 22 de septiembre de 2015

Paleo, Revista Argentina de Divulgación Paleontológica. Numero 130.



01- Descubren probables restos de sangre de dinosaurios.         
02- Megaloceros novocarhaginiensis, una nueva especie de ciervo gigante del Pleistoceno.          
03- Adiós a un símbolo turístico y geológico de San Juan.          
04- Esperan hallar restos humanos en las excavaciones de Orce.           
05- Fósiles de Marruecos redefinen periodos.     
06- Miramar y Lobería se unen para crear la Reserva de Centinela del Mar          
07- Hallan en Nagasaki colmillos del mayor dinosaurio carnívoro de Japón.
08- Un esperma de 50 millones de años.           
09- Un nuevo dinosaurio revela la evolución de los cuernos en los Triceratops.     
10- Proponen una ruta turística para descubrir el origen de la Tierra.
11- La extinción masiva del Pérmico Medio asoló a la vez tierra y océanos.         
12- Huesos de un juvenil de Mamut encontrados en Asientos.    
13- Hallan moscas que polinizaban plantas sin flores hace 105 millones de años.
14- Resucitan un gen de mamut en una célula humana. 
15- Se construirá un parque paleontológico en Marcos Paz.       
16- Un estudio revela la evolución de un hueso del oído en los antepasados de los mamíferos.
01- Aves y Reptiles representativos durante el Plioceno de la Republica Argentina.
02-Eduardo Ladislao Holmberg. Ciencia, naturaleza y literatura oscura.
01- Atapuerca y la historia del País Vasco.
02- La carta en la que Darwin rechazó la autoridad de la Biblia, a subasta.
03- Un documental retratará la vida de los dinosaurios.
01- A modo de Editorial.
02- Resúmenes o Abstract.
03- Lectores.
04- El fósil destacado. Ictitherium.
05- Turismo y Naturaleza. La Puna Jujeña, Provincia de Jujuy.
06- PaleoHumor:
07- Libros recomendados.
08- Sitios Web Sugeridos.
09- Congresos/Reuniones/Simposios.
10- Museos para conocer.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Descubren en Rusia el esqueleto más completo de un mamut de estepa.


Hallan cerca de la ciudad rusa de Yakutsk, en el Lejano Oriente de Rusia, el esqueleto casi completo de una rara especie de mamut de la estepa. Se trata de uno de los mayores hallazgos de un esqueleto completo, el cual se ha conservado en una zona de congelación perpetua.

Un animal único. El esqueleto encontrado mide unos 3 metros de altura, tiene grandes colmillos, cada de los cuales tiene un diámetro de unos 18 centímetros, y pesa 75 kilos.

El mamut de estepa, una especie extinta, probablemente evolucionó del mammuthus meridionalis en Siberia durante el Pleistoceno, primera etapa en la evolución de los mamuts de la estepa y de la tundra.

"Se han conservado pequeños huesos de la parte inferior de las extremidades: pies y manos, además de dientes y cráneo", destaca Yevgueni Mashchenko, investigador del Laboratorio de mamíferos de Instituto Paleontológico de la Academia de Ciencias de Rusia.

viernes, 18 de septiembre de 2015

161° Aniversario del nacimiento del Sabio Florentino Ameghino.

Florentino Ameghino fue uno de los grandes paleontólogos y geólogos americanos. Descubrió más de 6.000 especies de fósiles. No sólo se dedicó a reconocer, ordenar y sistematizar; si no que acompañó sus observaciones con interpretaciones agudas e ingeniosas que le permitieron elaborar complejas teorías. Particularmente las relativas a la geología y a la paleontología siguen siendo de uso y referencia insoslayable por los científicos e investigadores en la actualidad.

Nació el 18 de septiembre en 1854 en la localidad de Luján, Provincia de Buenos Aires. Sus padres de origen genovés llamados Antonio Ameghino y María Dina de Ameghino ayudaron mucho en su educación y formación. Se ha discutido acerca de la fecha y del lugar de nacimiento de Ameghino. Una fe de bautismo atestigua que en septiembre de 1853 nace en Moneglia (provincia de Génova) Juan Bautista Fiorino Ameghino, mientras que en la Argentina el interesado, Florentino Ameghino, declara haber nacido en Luján en septiembre de 1854. Puede no haber contradicción ni tercio excluido. Ameghino, que se formó en nuestro país, se sentía argentino y quiso serlo, como de hecho lo fue, y olvidó o hundió en el Atlántico los escasos primeros meses de su vida transcurridos fuera de esta República.

Un pingüino de 32 millones de años.

 Los pingüinos son aves marinas no voladoras que, según los expertos, habitan este planeta desde hace al menos 65 millones de años. Las preguntas que se hacen los científicos giran en torno a los cambios que han ocurrido a lo largo de la evolución de este grupo, sus causas e implicancias. En este marco se ubican los trabajos del grupo que dirige Claudia Tambussi -investigadora principal- e integra Federico Degrange -investigador asistente-, ambos del Centro de Investigaciones de Ciencias de la Tierra (CICTERRA CONICET-UNC).

Hace tres años Claudia Tambussi junto a otros investigadores del Museo de La Plata, encontró en la isla Marambio de la Antártida, dos de los tres cráneos de los que se tiene conocimiento en suelo antártico y su labor consistió en la reconstrucción, a través de tomografías, del cerebro y otras estructuras sensoriales. El estudio se centró en el análisis de estos órganos para poder inferir las capacidades olfativas, auditivas y visuales, y establecer una comparación con los pingüinos antárticos actuales. Los resultados fueron publicados en la importante revista científica Journal of Vertebrate Paleontology y ocuparon la tapa de dicho ejemplar.

En la Antártida hay fósiles de estas aves que datan de treinta y dos millones de años y los ejemplares de la era actual. En el lapso intermedio entre estos dos períodos no hay evidencias de nada. Y justamente alrededor de esos 32 millones de años empezaron los procesos de cambios climáticos severos en la Antártida, englazamientos, por lo cual puede haberse provocado o bien la migración de estos pingüinos antiguos -en cuyo caso podrían estar sus descendientes en algún otro lado- o su extinción. Por lo tanto los que habitan la Antártida en el presente no guardan ninguna relación de parentesco con aquellos. Tampoco tienen relación con los patagónicos ni los de Chile, pero se parecen bastante a los de Nueva Zelanda. Fuente Conicet.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Lestodon. Otro gigante edentado del Pleistoceno.

Fue otro gran "Xenarthro" del Pleistoceno. Al igual que sus parientes era un herbívoro, el cual recogía su comida a orillas de los pantanos o causes fluviales. Era muy grande, pero menor que el Megatherium americanum. El registro más antiguo del género corresponde al Montehermosense (Plioceno temprano). Median aproximadamente unos 4 metros de longitud. Su cráneo tenia una región rostral muy ensanchada.

Los huesos de sus miembros eran grandes y gruesos. Su dentición era simple, pero resaltaban hacia afuera de la boca unos caniformes muy grandes, lo que se convertía en una defensa contra los posibles depredadores. Su masa estimada es de 2,5 toneladas. Después de Scelidotherium, Lestodon es uno de los mamíferos fósiles del Cuaternario más comunes en el territorio pampeano. Las especies de Lestodon, junto a las de Megatherium, son los Tardigrada de mayor tamaño corporal de ese momento.

Generalmente, se supone que estuvo adaptado a biomas abiertos de pastizales y arbustos. Otras especies relacionadas: Lestodon trigonidens (exclusiva del Bonaerense y Lujanense), y Lestodon armatus, que se extiende estratigráficamente durante el Ensenadense y Lujanense, aunque algunos autores sostienen que se trata de una única clase.

Foto: Lestodon en el Museo Paleontológico de Salto.

Un fósil de delfín con gran cantidad de peces.

Los zifios, que a menudo tienen hocicos parecidos a los de los delfines en lugar de un hocico romo (de ahí su denominación de ballenas picudas), normalmente se sumergen cientos de metros o más para perseguir a calamares, peces y otras presas. Pero al menos una especie ancestral de este grupo de ballenas dentadas, también conocidas como zífidos, navegaba las aguas cercanas a la superficie para comer, sugiere nueva evidencia de unos fósiles recién descritos.

Las ballenas picudas de hoy, que pertenecen a las ballenas dentadas, bucean a tres mil metros de profundidad, donde se alimentan de calamares y peces, que detectan con su sonar. Tienen muy pocos dientes y succionan a sus presas en el interior.

Antiguos fósiles encontrados de estos animales de hecho tenían fuertes dientes y agarraban a las presas con las mandíbulas, pero su dieta carecía hasta ahora ninguna evidencia directa.
Esos restos - los primeros de cualquier ballena dentada que incluyen también fósiles de su presunta víctima - dicen los investigadores que se desenterraron el año pasado a lo largo de la costa suroeste de Perú. Las rocas que sepultaron los restos parciales de la ballena (Messapicetus gregarius, representada en la reconstrucción de un artista de más arriba) se acumularon como sedimentos del fondo del mar hace entre 8,9 millones y 9,9 millones de años, sugieren otros fósiles en las rocas.

El ejemplar juvenil de rinoceronte lanudo murió hace 24 mil años.


Un equipo de científicos de la Academia de Ciencias de Yakutsk (Rusia), han datado al único rinoceronte lanudo bebé que existe en el mundo y han determinado que vivió hace 24.000 años, durante un periodo interglaciar. En esta época, las temperaturas eran mucho más calientes que las que existen actualmente en la actual zona de la República de Sajá (Rusia), donde se descubrieron los restos de este pequeño animal, que tendría una edad de entre un año y un año y medio, aproximadamente.

Se trata del primer ejemplar bebé de este animal que se encuentra y, por ello, los científicos rusos están compartiendo el estudio de 'Sasha', como lo han bautizado, con otros investigadores de universidades de todo el mundo. Así, el análisis de ADN del pequeño rinoceronte se produjo en la Universidad de California. El objetivo de secuenciar el ADN de la criatura extinta es compararlo con el del rinoceronte moderno y, de este modo, entender su evolución. Hasta ahora, los científicos sospechan que 'Sasha' murió de ahogamiento, aunque esta investigación continúa adelante.

viernes, 11 de septiembre de 2015

Glossotherium, un perezoso gigante.


Fue un género extinto de perezosos gigantes de América del Sur de la familia Mylodontidae. Poseían gran tamaño y hábitos terrestres, corpulento, con cabeza grande y una cola larga y pesada. Los pies largos y con garras envueltas hacia adentro al igual que los otros Pilosa ya descriptos, por lo tanto caminaba apoyando sus nudillos. Es probable que pudiera ponerse en dos patas y mantener el equilibrio con la cola, utilizando sus garras para llevarse el alimento a la boca. Tenía 3.5 metros de largo y 1,7 de alto.

Su masa estimada fue de una tonelada y su extinción ocurrió durante el Holoceno medio, hace 6 mil años antes del presente. Su cuerpo estaba cubierto por una espesa y densa pelambre y embebidos en la piel se encontraba un gran numero de huesillos (osteodermos), en forma y tamaño variables, generalmente superiores a un centímetro de diámetro. Los restos completos rescatados en la Argentina son muy escasos. Su habito alimenticio era variado, constituido de hojas de graminias, arbustos y árboles.

El último registro de un animal con vida es de 8000 años de antigüedad, a unos 160 km de Buenos Aires, Argentina, donde ha sido descubierto el fósil más reciente.


Foto; Museo de Ciencias Naturales Carlos Ameghino de Mercedes.



Ceratophrys. Cráneo del escuerzo del Plioceno bonaerense.


Cráneo exhibido en el Museo Municipal Punta Hermengo de Miramar. Antigüedad, 3,3 millones de años. Los escuerzos del género Ceratophrys conforman un peculiar grupo de anuros neotropicales caracterizados por su notable robustez corporal y una cabeza desproporcionadamente grande. Actualmente se consideran seis especies vivientes asignables a dicho género, de las cuales sólo dos se encuentran distribuidas en la República Argentina.

Los hallazgos fueron hechos por primera vez por Ameghino (1899), quien los designó como C. prisca. En el Plioceno (Fm. Montehermosense) se registra la presencia de Ceratophrys en el noroeste del país (Catamarca) y en el sur de la prov. de B. Aires.

La culminación del levantamiento de las Sierras Pampeanas que se registra en el Plioceno tardío, habría impedido el paso de los vientos húmedos del nordeste provocando la desertización de las áreas occidentales.

Tenia una cabeza ancha e hidrodinámica como la de un animal nadador y cubierta por ásperas molduras óseas. Sus mandíbulas eran anchas y semi-circular provistas de una hilera de pequeños dientecillos aserrados, portando 8 dientes premaxilares y de 30 a 40 dientes maxilares, mientras que la mandíbula inferior carecía de estos, pero poseía un borde muy afilado.

Excavaban cuevas en el suelo utilizando unos tubérculos córneos de bordes afilados que poseen en las patas posteriores Es probable que este raro animal se moviera torpemente en tierra firme, pero en el agua se movía rápidamente y con astucia para capturar pequeñas aves, mamíferos, insectos, peces e incluso miembros juveniles de su misma especie.

El registro fósil de estos vertebrados es muy escaso. Recientemente se realizaron interesantes hallazgos al norte de la ciudad de Miramar, e incluso, en una crotovina (cueva) junto a otros vertebrados del Plioceno superior.

Mas info: www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/plioceno.htm 

Homo naledi, un nuevo antepasado del hombre.

Esta nueva especie del género humano tenía un pequeño cerebro y un cuerpo muy esbelto. La altura media era de 1,50 metros y pesaba unos 45 kilos. Sus pies no podrían distinguirse de los pies actuales. 

Los fósiles fueron hallados en una cueva de difícil acceso en Maropeng, próximo a Johannesburgo, donde se encuentra el rico yacimiento arqueológico de la "Cuna de la humanidad", que forma parte del patrimonio mundial de la UNESCO.

El hallazgo tiene dos años. Y entre 2013 y 2014 científicos exhumaron más de 1.550 huesos pertenecientes a al menos 15 individuos, incluidos bebés, adultos jóvenes y personas más mayores. Todos presentaban una morfología homogénea pero todavía no se pudo determinar la data.

Sus manos "permiten suponer que tenía la capacidad de manejar útiles", sus dedos estaban muy curvados, mientras que es "prácticamente imposible distinguir sus pies de los de un hombre moderno", precisa un comunicado conjunto de la universidad de Wits, la National Geographic Society y el ministerio sudafricano de Ciencia.

jueves, 10 de septiembre de 2015

Bairdemys thalassica, una nueva tortuga de 12 millones de años.

El cráneo casi completo y en excelentes condiciones de preservación de una tortuga marina -hoy extinta- descubierta en la Formación Capadare del estado Falcón y que vivió hace 12,24 millones de años aproximadamente, en el Mioceno Medio, fue identificado como una nueva especie del género Bairdemys, bautizado como B. thalassica, proveniente del término griego thalassa que significa “mar”.

El fósil fue encontrado en la Cueva El Miedo, al suroeste del pueblo Yaracal, en el Cerro Misión, región El Zumbador, por un equipo de paleontólogos de la Universidade de São Paulo de Brasil y del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic).

Los análisis filogenéticos indican que este ejemplar estuvo cercanamente relacionado con las modernas tortugas de agua dulce arrau, famosas habitantes de los llanos venezolanos y actualmente en peligro de extinción.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Callistoe vincei, un marsupial depredador del Eoceno de Argentina.


Callistoe fue un interesante Proborhyaenidae, una familia extinta de marsupiales del orden Sparassodonta, que vivieron en Sudamérica desde el Eoceno (Casamayorense) hasta el Oligoceno (Deseadense). En ocasiones han sido incluidos como subfamilia de sus parientes los borhiénidos (Borhyaenidae). Fueron metaterios carnívoros, usualmente de gran tamaño, estando entre los mayores representantes de los esparasodontes y de los metaterios carnívoros en general. Los proborhiénidos se caracterizaban por un cráneo grande y macizo, con molares especializados en el consumo de carne (carnasiales)y sus colmillos carecían de esmalte dental en los ejemplares conservados; debió de ser muy delgado o restringido a las puntas en vida.

Ejemplar exhibido en el Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Salta, Argentina.

martes, 8 de septiembre de 2015

Hippidion principale por el Paleoartista Daniel Boh.


Es otro mamífero aloctono, que llego a Sudamérica a principios del Pleistoceno en el gran intercambio faunistico de fines del Plioceno. De acuerdo a la recientes teorías de algunos Paleontólogos, este genero seria originario de Sudamérica y estaría emparentado con Pliohippus y Dinohippus del Plioceno de América del norte.  Era un primitivo caballo, el cual se extinguió poco antes de la llegada de los primeros colonos sin dejar representantes vivientes, siendo reemplazado por el caballo europeo. Era similar al cebras de África, pero algo mas bajo y rechoncho, con extremidades cortas. Su cráneo presenta unos huesos nasales algo alargado y pronunciado que las formas vivientes. Por otro lado, es notable la conformación de las extremidades, proporcionalmente cortas y anchas, que le confieren al animal un aspecto macizo. Su peso pudo ser de 400 kilos.

domingo, 6 de septiembre de 2015

Protypotherium y otros integrantes del Mioceno.


Los antecesores de Protypotherium son conocidos desde mediados del Paleoceno en América del Sur, pero el género propiamente dicho se lo conoce desde las primeras etapas del Mioceno. Este tenia el tamaño algo mayor al de un conejo, de aproximadamente unos 40 centímetros de largo. Su cola y patas eran relativamente largas. Su cráneo semejante de un roedor en forma de punta desde atrás hacia delante. La rareza principal que encuentran los Paleobiologios en esta especie, se halla en sus mandíbulas, compuestas por unos 44 dientes sin especialización alguna. Su cuello era corto y su cuerpo alargado. En sus patas se pueden observar fácilmente las falanges unguales (base de la garra), que podrían utilizarse para cavar sus propias madrigueras, o bien apropiarse de las cuevas de otros animales y modificarlas según sus necesidades. (Foto: Restos esqueletarios de Protypotherium, del Mioceno inferior de Patagonia, exhibido en el Museo de La Plata).

¿Queres saber más de Protypotherium y sobre el Mioceno de Argentina? Ingresa a www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/mioceno.htm

sábado, 5 de septiembre de 2015

Se inauguró el Museo Paleontológico de Toropí.

Tras casi un año de preparativos, fue inaugurado el Museo Paleontológico de Toropí, un centro que exhibe los hallazgos producidos durante más de dos décadas en un yacimiento ubicado en las afueras de la localidad correntina de Bella Vista. Un grupo de investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) fue el encargado de promover este proyecto, que aún tiene varias instancias pendientes y que pretende consolidarse como un espacio para la promoción y el desarrollo de la ciencia.

La inauguración del Paleomuseo Toropí movilizó a gran parte de la comunidad de Bella Vista, que en los últimos meses empezó a tomar conciencia del enorme potencial científico y turístico que tiene el yacimiento. 

La apertura oficial al público se realizó el domingo 28, tras un acto del que participaron el gobernador de la provincia de Corrientes, Dr. Ricardo Colombi; el presidente del Instituto de Cultura de Corrientes, Arq. Gabriel Romero; la rectora de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), Prof. Delfina Veiravé; el director del CCT CONICET Nordeste, Dr. Gustavo Aucar y el intendente e la ciudad de Bella Vista, Walter Chavez, entre otras autoridades provinciales y locales.

Luego del tradicional corte de cintas, se realizó una recorrida por las distintas salas del museo, que fue montado en el edificio de la Casa de la Cultura, ubicada en pleno centro de la ciudad de Bella Vista. La instalación de los fósiles y de los materiales que son expuestos en el lugar, demandó un intenso trabajo de especialistas, tanto del CONICET como del Instituto de Cultura de Corrientes, que colaboró activamente para que el proyecto se hiciera realidad.


Una de las principales oradoras del acto de inauguración fue la Dra. Alicia Lutz, investigadora del Centro de Ecología Aplicada del Litoral (CECOAL, CONICET-UNNE), quien dedicó varios años de su carrera científica al estudio de los fósiles hallados en el yacimiento. “Vamos a seguir trabajando para la creación de un geoparque en Toropí, y para que sea reconocido a nivel nacional e internacional”, aseguró.

Visiblemente emocionada, la científica destacó el trabajo realizado por el equipo de investigadores del CONICET que promovió junto a ella el proyecto, encabezado por el Dr. Alfredo Zurita y el Dr. Ángel Miño Boilini. Además, resaltó el gran aporte presupuestario y logístico que se brindó a través del Instituto de Cultura de Corrientes, la intendencia de Bella Vista y las gestiones que, desde la Oficina de Vinculación Tecnológica (OVT) de CONICET Nordeste, realizó el Lic. Alejandro Quenardelle.

Mas info en www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

Los Mastodontes son los mamiferos fosiles mayormente registrados en Termas de Rio Hondo.

La ciudad santiagueña de Termas de Río Hondo, posiblemente sea la que contiene la mayor cantidad de restos fósiles atribuidos a los vulgarmente conocidos como Mastodontes (Stegomastodon sp), un genero de elefantes que vivieron en América del Sur en los últimos dos millones de años antes del presente.

Fueron un Proboscideo (que posee trompa) al igual que el extinto Mamut y el actual elefante. Habitaron lugares abiertos y pantanosos, donde sus huesos se iban incorporando al sedimento a medida que morían. Los hallazgos de restos fósiles de antiguos elefantes son algo escasos, aunque en las zonas adyacentes al Río Dulce parecen con mayor frecuencia a comparación con otras localidades fosilíferas de Sudamérica.

El material colectado desde hace varias décadas por los hermanos Emilio y Duncan Wagner y que hoy se conservan en el Museo que lleva su nombre en el Centro Cultural del Bicentenario en la ciudad capital de la provincia, como aquellos colectados por distintos autores hasta mediados de los años 60 y en las ultimas décadas colectados y coleccionados por el Museo Municipal Rincón de Atacama de la localidad termense, demuestra la gran abundancia de este genero de proboscideo extinto con respecto a otros representantes de la megafauna del pleistoceno, a partir de varias decenas de piezas, principalmente restos mandibulares completos y parciales, vértebras, huesos largos, fragmentos de colmillos o defensas, partes de cráneo entre otros, algunos de ellos recuperados recientemente.

El Río Dulce de la Provincia de Santiago del Estero muestra en sus márgenes, entre las ciudades de Termas de Río Hondo y Santiago del Estero, unos extensos afloramientos de areniscas grises muy friables, que se confunden con los bancos arenosos del río actual.  En ellas se encuentran restos fósiles de mamíferos pleistocenos procedentes de estos depósitos se conocen desde hace mucho tiempo. Sin embargo, diversos geólogos y paleontólogos han supuesto que se trataba de material retransportado por el cauce del río Dulce, tema que aun se allá en discusión. Esta teoría se base principalmente en que los fósiles se recuperan siempre desarticulados.

Ver articulo completo en; http://museorincondeatacama.blogspot.com.ar/2015/09/normal-0-21-false-false-false.html 

jueves, 3 de septiembre de 2015

Hallan una nueva especie fósil de delfín de río en Panamá.


En la actualidad, solo existen cuatro especies de delfines de río (platanistoideos) que viven en agua dulce o ecosistemas costeros. Todas ellas están en peligro de extinción, incluido el delfín de río chino, probablemente ya desaparecido. El descubrimiento de una nueva especie fósil de estos cetáceos revela que en el pasado estuvieron mucho más extendidos por todo el mundo.

Isthminia panamensis fue encontrado en la costa caribeña cerca de la ciudad de Piña (República de Panamá). El análisis del cráneo, la mandíbula con casi todos los dientes, parte del hombro derecho y dos pequeños huesos de la aleta datan al animal en entre 6,1 y 5,8 millones de años de antigüedad. Según los restos hallados y comparándolo con otros especímenes fósiles y actuales, el delfín pudo haber medido casi tres metros de longitud.

“Descubrimos el nuevo fósil en rocas marinas, y muchas de las características de su cráneo y mandíbula apuntan a que pudo haber sido un habitante marino, como los delfines oceánicos actuales”, dice Nicholas D. Pyenson, autor principal del estudio que publica la revista PeerJ, y conservador de fósiles de mamíferos marinos en el Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsoniano (EE UU).

www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

Un raro escarabajo de 40 millones de años en el norte de Europa.


Un gran depredador diurno. Así describen los científicos al escarabajo ‘Coptodera elektra’ que vivió hace entre 35 y 40 millones de años en el norte de Europa. Pero, hasta la fecha, no se habían encontrado restos de él. Científicos de la de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y de la Universidad de Alcalá (UAH) han hallado por fin un fósil de esta especie, atrapado en ámbar báltico. 

Conservada en muy buen estado dentro de una pieza de ámbar báltico, investigadores de la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Alcalá han descrito una hembra de Coptodera elektra, un tipo de escarabajo que es el primero hallado de su especie y el único de su género registrado en Europa. El fósil se remonta a unos 40 millones de antigüedad y revela que el insecto era un gran depredador diurno.

Entre hace 40 y 35 millones de años el norte de Europa estaba cubierto por una densa masa vegetal conocida como ‘bosques del ámbar’. En este clima subtropical, mucho más cálido y húmedo al registrado hoy en día, vivía Coptodera elektra, un tipo de escarabajo que era un excelente depredador diurno. 
 

www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm