sábado, 31 de octubre de 2015

La réplica del dinosaurio más grande del mundo ya se exhibe en Trelew.


Se presentó este viernes la réplica del dinosaurio más grande del mundo que implicó dos años de trabajo y permanecerá hasta el mes de marzo en el Predio Ferial de Trelew, que cuenta con cerca de 8.000 metros cuadrados y fue inaugurado recientemente por el gobernador Martín Buzzi.

El director del Museo Egidio Feruglio de Trelew, Rubén Cúneo, sostuvo que “esta es la culminación de casi dos años de trabajo que demandó esfuerzo humano y económico para poder exhibirlo en el Predio Ferial, en ocasión de festejos vinculados al Sesquicentenario como va a ser la actuación de la Orquesta de la BBC y el Eisteddfod que comienza la semana que viene. El esqueleto va a estar montado hasta marzo, vamos a incentivar a los turistas que llegan al MEF para que también se acerquen al predio”.

En alusión a la réplica, Cúneo indicó que tiene unos 40 metros. Parte de las piezas como los huesos largos se construyeron en el MEF y las vértebras en Canadá, con una tecnología sofisticada utilizada por primera vez en el mundo.

En este sentido cabe destacar que la réplica demandó una inversión de 2 millones de pesos que se financió conjuntamente entre el Gobierno de la Provincia y la Fundación Museo Egidio Feruglio
.

viernes, 30 de octubre de 2015

Un nuevo reptil volador del Triasico.


Durante la última reunión de las Sociedad de Paleontología de Vertebrados, celebrada recientemente en Dallas, el paleontólogo Brooks Britt, del Departamento de Ciencias Geológicas de la Universidad Brigham Young, ha anunciado el hallazgo de una nueva especie de pterosaurio, que vivió en el oeste de Norteamérica durante el Triásico.

Los restos fueron localizados en 2014, mientras se estudiaba en la citada institución una estructura rocosa procedente de un antiguo farallón, en lo que hoy es la frontera entre Utah y Colorado, donde se han encontrado numerosos fósiles de esa época. Ahora, Britt, que ha coordinado el análisis del espécimen, señala que este depredador probablemente habitó cerca de un lago rodeado de grandes dunas, un oasis donde se congregaban muchos animales. Por entonces, pocos millones de años después de que surgieran los primeros dinosaurios, la zona era un vasto desierto.  

A diferencia de la mayoría de los restos de pterosaurio descubiertos hasta ahora, estos se encuentran en bastante buen estado. A partir de los huesos alares se ha podido establecer, por ejemplo, que el ejemplar medía 1,3 metros de envergadura. El cráneo ha revelado, además, que poseía ojos pequeños y robustas y prominentes mandíbulas, equipadas con 110 dientes, 30 en la superior y 80 en la inferior. Aunque la mayoría no son muy grandes, entre estos últimos destacan cuatro afilados colmillos de casi 3 centímetros de largo. Imagen: Josh Cotton / Universidad Brigham Young.

Mas info www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/megafauna/index.htm

Protocinctus, un equinodermo más antiguo desvela sus trucos para comer.


Fósiles del Protocinctus mansillaensis, un pequeño animal de poco más de dos centímetros y una antigüedad de más de 500 millones de años, han sido analizados por un equipo de paleontólogos con el objetivo de investigar su modo de vida y alimentación. Mediante reconstrucciones por ordenador basadas en escáneres 3D y simulaciones de dinámica de fluidos, el equipo de científicos ha descubierto que estos pequeños animales hacían pasar el agua por su boca de manera activa y capturaban el alimento mediante una faringe interna.

El estudio, publicado en la revista británica Proceedings of the Royal Society B, analiza los fósiles encontrados hace una década en las rocas cámbricas del Moncayo (Zaragoza). Samuel Zamora, investigador del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), explica que encontró los fósiles mientras realizaba su tesis doctoral en la zona, durante unas excavaciones financiadas por el Gobierno de Aragón que pusieron en valor esa región como una de las más ricas de España en fósiles de edad Cámbrica.

Para la investigación, los fósiles fueron escaneados en 3D, reconstruidos por ordenador y luego sometidos a simulaciones de dinámica de fluidos. Gracias a este trabajo, los investigadores han deducido que estos animales se alimentaban haciendo pasar el agua por su boca de manera activa y capturando el alimento mediante una faringe interna. Este modo de alimentación es muy distinto al que utilizan hoy en día los equinodermos más primitivos, como los crinoideos, que simplemente esperan a que la comida llegue a ellos de forma pasiva.

Según señalan los científicos del equipo, los humanos y otros vertebrados forman parte del gran grupo de los deuteróstomos, que también incluye a estrellas de mar (equinodermos) y gusanos bellota (hemicordados). Para los zoólogos y paleontólogos supone un gran enigma conocer cómo era la forma más primitiva que dio lugar a estos grupos de animales.

martes, 27 de octubre de 2015

Hallan dos cachorros de león cavernario momificados en Rusia.


Un equipo de paleontólogos ha hallado dos cachorros de león cavernario en Yakutia (Siberia Nororiental, Rusia). Este descubrimiento sin precedentes podría ayudar a explicar por qué se extinguió este depredador hace 10.000 años. 

Un equipo de paleontólogos ha descubierto este verano dos cachorros de león cavernario en un estado casi perfecto de conservación en el permafrost de la República de Sajá, también conocida como Yakutia, informa 'The Siberian Times'. Hasta el momento, son los restos de esta especie mejor conservados del mundo.

La investigación podría ayudar a explicar por qué esta subespecie de león se extinguió hace alrededor de 10.000 años, ya que había pocos depredadores que lo cazaran, era más pequeño que los herbívoros y no era propenso a empantanarse en las ciénagas, como hacían los mamuts y los rinocerontes lanudos. Una de las teorías que barajan los científicos es la disminución de la cantidad de presas a su alcance.

La Academia de Ciencias de Yakutia mostrará los dos cachorros ante la prensa rusa e internacional, junto con los resultados de las primeras investigaciones, a finales del próximo mes de noviembre. Al mismo tiempo, los paleontólogos también enseñarán otros animales del Pleistoceno que han sido conservados por el hielo de esta vasta región —la mayor y más fría de Rusia—, entre los que destacan Yuka (el famoso mamut lanudo de Oimyakón), el esqueleto de un rinoceronte lanudo de Kolymá y otros bisontes y caballos de Yukagir.

El león de las cavernas ('Panthera spelaea') es una subespecie extinta de león que vivió durante la época del Pleistoceno Medio y Tardío en el continente euroasiático, desde las Islas Británicas hasta el distrito de Chukotka, en el extremo este de Rusia. También estuvo presente en Alaska y el noroeste de Canadá.

domingo, 25 de octubre de 2015

Los amonites, los cefalópodos fósiles más populares.

Los ammonoideos (Ammonoidea), conocidos comúnmente como amonites, son una subclase de moluscos cefalópodos extintos que existieron en los mares desde el Devónico (hace unos 400 millones de años) hasta finales del Cretácico (hace 65,5 millones de años). Gracias a su rápida evolución y distribución mundial son excelentes fósiles guía para la datación de rocas y han posibilitado la elaboración de sucesiones de biozonas de gran precisión bioestratigráfica.

Al ser un fósil, poco se puede saber de las partes blandas del organismo: se supone que eran parecidos a los actuales nautilos, con una corona de tentáculos en la cabeza que asoman por la abertura de la concha. El cuerpo blando se alojaba en la cámara interior de la concha.

En el interior del "fragmocono" se encuentran los "septos", que tabican esta parte de la concha, tienen su concavidad dirigida hacia la región anterior. Los amonites eran pues organismos opistocélicos. Los septos poseen un orificio, llamado "gollete sifonal", orientado hacia la región posterior que permite la comunicación con el resto de septos a través del sifón. La intersección de los septos con la pared externa del fragmocono dibuja en ella la llamada "sutura".

En la foto se observa la copia de un enorme anmonite del jurasico de Alemania, exhibido en el Museo de La Plata.

Unos huevos fosilizados de Mongolia y Argentina determinan la temperatura corporal de los dinosaurios.


Un grupo de científicos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) han presentado un estudio en Nature Communications que revela que la temperatura corporal de los dinosaurios difería bastante entre distintos grupos, y que eso podría influir en sus niveles de actividad.

Durante el estudio, liderado por Robert Eagle, se analizó la composición química de cáscaras de huevos de dinosaurio fosilizadas procedentes de Argentina y del Desierto del Gobi, en Mongolia, y correspondientes a dos grupos de dinosaurios: los saurópodos y los oviraptóridos.

Esta nueva investigación indica que los dinosaurios del primer grupo eran capaces de elevar su temperatura corporal utilizando fuentes de calor externas, como el sol. Este hecho sugiere que, probablemente, estos animales eran más activos que los caimanes y cocodrilos actuales, que sólo pueden tener picos de actividad enérgica durante breves esfuerzos.

Por otro lado, los investigadores encontraron evidencias de que los oviraptóridos tenían una temperatura corporal más baja que la de las aves modernas, sus únicos parientes cercanos vivos, y que eran menos activos.

El equipo de Eagle ha medido la cantidad de enlaces químicos presentes entre dos isótopos, el Carbono -13 y el Oxígeno-18, presentes en el carbonato de calcio que conforma la cáscara del huevo. La cantidad de estos enlaces está relacionada con la temperatura a la que se forma el mineral, siendo mayor el número de estos que se forman en bajas temperaturas. En el caso de los huevos, la cantidad de este tipo de uniones químicas refleja la temperatura corporal de la hembra cuando se formó el huevo.

Los huevos de Argentina, de unos 80 millones de años de antigüedad, pertenecen a un titanosaurio, del grupo de los saurópodos, uno de los animales más grandes que ha pisado la Tierra, cuya temperatura era de unos 38ºC. Las cáscaras del Desierto del Gobi, en Mongolia, que tienen entre 71 y 75 millones de años, son de terópodos oviraptóridos, unos dinosaurios más pequeños, emparentados con las aves modernas, que alcanzaban los 32ºC, una temperatura superior a la del ambiente, lo que indica que no tenían sangre fría.



sábado, 24 de octubre de 2015

Paleo, Revista Argentina de Divulgación Paleontológica. Numero 133.



01- Hallado el primer babuino en Sudáfrica.        
02- Encuentran por vez primera en Europa un raro escarabajo de 40 millones de años.    
03- Descubren una nueva especie de dinosaurio saurópodo en Colombia.
04- El clima moldeó a los lobos.
05- Encuentran antigua ballena fosilizada con su última comida. 
06- Describen el fósil de tortuga más antiguo encontrado, de 120 millones de años.         
07- Descubierto un mono en el Caribe de hace un millón de años.
08- Isthminia panamensis una nueva especie fósil de delfín de río en Panamá.     
09- Homo naledi, un nuevo antepasado del hombre.
10- Se inauguró el Museo Paleontológico de Toropí.
11- El Museo “El Legado del Salado” apuesta por el futuro.         
12- Sefapanosaurus zastronensis, del sur al mundo.      
13- La mano moderna ya existía hace al menos 1.850.000 años.
14- La autopsia de un bisonte congelado completo de hace 9.300 años.  
15- Gueragama sulamericana, un lagarto fósil hallado en Brasil.  
16- Hallada la que podría ser la primera planta con flor.
17- Palaeoplethodon hispaniolae, la primera salamandra encontrada en ámbar.   
18- Descubren un colgante de garra de oso de más de 18.000 años en Montlleó. 
01- Los mamíferos característicos del Plioceno.
02- Florentino Ameghino. 161 años de su natalicio.
01- Investigan hallazgo de una mandíbula de dinosaurio en Honduras.
02- Los últimos descubrimientos no descartan que todos los dinosaurios tuvieran plumas.
03- La carta en la que Darwin rechazó la autoridad de la Biblia, a subasta.
01- A modo de Editorial.
02- Resúmenes o Abstract.
03- Lectores.
04- El fósil destacado.
05- Turismo y Naturaleza.
06- PaleoHumor:
07- Libros recomendados.
08- Sitios Web Sugeridos.
09- Congresos/Reuniones/Simposios.
10- Museos para conocer.

jueves, 22 de octubre de 2015

Descubren una nueva especie de tortuga con nariz de cerdo.

Una nueva especie extinta de tortuga con nariz de cerdo, única en su género, que vivió hace 76 millones de años, ha sido descubierta por expertos del Museo de Historia Natural de Utah. "Es una de las tortugas más extrañas que jamás haya existido", dijo Joshua Lively, quien describe la nueva especie en el último número del Journal of Vertebrate Paleontology.
 
La tortuga extinta medía unos 70 centímetros desde la cabeza hasta la cola. Su caparazón aerodinámico se adaptaba a la vida en un medio ambiente fluvial. Cuando estaba viva, hace 76 millones de años durante el Período Cretácico, el sur de Utah era húmedo y caliente, y el paisaje estaba dominado por los ríos, pantanos y llanuras de inundación de las tierras bajas, informa la Universidad de Utah.

Vivió junto a los tiranosaurios, anquilosaurios blindados, los dinosaurios con pico de pato gigantes como Gryposaurus y Parasaurolophus y otros dinosaurios que dejaron abundantes restos fósiles en la Formación del Cretácico Superior Kaiparowits del sur de Utah. Pero esos lechos fósiles también mantienen los restos de cocodrilos muchos, tortugas, lagartos y anfibios que no son muy diferentes de sus parientes modernos.

martes, 20 de octubre de 2015

Goodrichthys eskdalensis, un tiburón de 300 millones de años.


Un mega tiburón que vivió hace 300 millones de años habría hecho que los grandes blancos de hoy se pareciesen a camarones, de acuerdo a los fósiles de la criatura desenterrados en Jacksboro, Texas. 

Los científicos han bautizado a los fósiles recién descubiertos como el "súper tiburón de Texas", y el nombre es apropiado: Estos súper tiburones eran enormes: más de 26 pies (8 metros) de largo, o más de la mitad de la longitud de un autobús escolar. Eso es un 25 por ciento más grande que el gran tiburón blanco moderno y más de tres veces más largo que otros tiburones fósiles, incluyendo al tiburón Goodrichthys eskdalensis descubierto en Escocia y otro ejemplar de tiburón recién descubierto de Nuevo México, los cuales miden entre 6,5 pies y 8,2 pies (2 m y 2,5 m) desde la cabeza hasta la cola (el tiburón más grande de la Tierra, el C. megalodon, podría crecer hasta 60 pies, o 18 m, de largo durante su apogeo, entre hace unos 16 y 2,6 millones de años). 

El súper tiburón vivió antes de la era de los dinosaurios, que surgieron hace unos 230 millones de años. Hasta ahora, el tiburón gigante más antiguo se encontró en rocas que datan de hace 130 millones de años.

La vieja edad del súper tiburón hace que su hallazgo sea un premio, ya que indica que los tiburones gigantes se remontan mucho más allá en el registro fósil de lo que se pensaba, según los investigadores, que presentaron sus resultados publicados el 16 de octubre en la 75ª conferencia anual de la Sociedad de Paleontología de Vertebrados, en Dallas, Texas. 

Mas info www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/megafauna/index.htm

lunes, 19 de octubre de 2015

Hulki, un cocodrilo musculoso.


Un cocodrilo del Cretácico convivió con los últimos dinosaurios del Pirineo. Allodaposuchus hulki es el nombre que se ha dado a la nueva especie en homenaje al superhéroe de Marvel, Hulk, ya que se trata de un animal muy robusto, con una musculatura muy desarrollada y, posiblemente, con mucha fuerza en las extremidades.

Un cocodrilo del Cretácico convivió con los últimos dinosaurios del Pirineo. Allodaposuchus hulki es el nombre que se ha dado a la nueva especie en homenaje al superhéroe de Marvel, Hulk, ya que se trata de un animal muy robusto, con una musculatura muy desarrollada y, posiblemente, con mucha fuerza en las extremidades.

En 2003, cerca del pueblo de Orcau (Pallars Jussà, Lleida), se descubrió una nueva especie de cocodrilo antiguo, bautizada con el nombre de Allodaposuchus hulki. Los restos de este animal incluyen diversas partes del cráneo, la columna vertebral, la cintura escapular y las extremidades anteriores de un mismo individuo. Sus características anatómicas únicas han permitido a un grupo de investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) y la Universidad de Barcelona (UB) describir la nueva especie de crocodiliano en un artículo publicado en la revista científica PeerJ.

"El estudio morfológico y de las inserciones musculares de las extremidades delanteras demuestra que A. hulki era un animal muy robusto, musculoso y posiblemente con mucha fuerza en las extremidades", explica Alejandro Blanco, paleontólogo del ICP. Esta característica le ha valido el epíteto específico "hulki", en referencia a "Hulk", el conocido superhéroe de color verde de Marvel.

Mas info www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/megafauna/index.htm

Tremacebus harringtoni, el monito de la extinta selva patagonica.


Fue un primitivo primate (monos) aloctono, cuyos ingreso al continente fue hace 38 millones de años según la evidencia fósil reunida hasta el momento. A diferencia de los monos del Viejo Mundo, los monos del Nuevo Mundo no parecen haberse dado a la vida en las praderas y siguieron siendo animales de selva. Una gran diferencia entre ambos, es que los primeros no poseen cola, mientras que los sudamericanos poseen unas vértebras caudales extensas y adaptadas como un quinto miembro para poder trepar.

Tremacebus harringtoni, es un representante del periodo Oligoceno tardío (23,5 millones de años) en la Patagonia Argentina, y se parecía a un mono Buho moderno. Otros pequeños simios del territorio argentino son Homunculus patagonicus y Killikaike blakei, entre otros. Los primates mas primitivos por ahora en América del sur es Branisella, del oligoceno temprano (33,7 millones de años) de Bolivia. Mientras que dos parientes del actual mono araña, el Protopithecus y el Caipora, vivieron en Brasil durante el Pleistoceno. Era omnívoro y tenia una variada dieta. 

Este género fue descrito originalmente por el paleontólogo Hershkovitz en el año 1974. La única especie en que está basado fue descrita originalmente por el paleontólogo Carlos Rusconi en el año 1933. Se incluye en la familia de los aótidos (Aotidae), exclusiva del Neotrópico, que comprende un solo género viviente, con un total de 11 especies, siendo los únicos monos nocturnos.

Carlos Rusconi recibió la muestra en el año 1932 enviada por Harrington Thomas, quien lo recogiera junto con otros restos fósiles de mamíferos de la «edad Colhuehuapense», a unos 12 km al suroeste del cerro Sacanana, en el centro-norte de la provincia del Chubut, en el centro de la Patagonia argentina.




viernes, 16 de octubre de 2015

Científicos descubren una paleocueva construida por un perezoso gigante en Brasil.


Investigadores del CPRM-Servicio Geológico de Brasil han descubierto de una gran caverna formada por varios túneles en el Estado amazónico de Rondònia y que, según las primeras investigaciones, habría sido construida por un perezoso gigante, un mamífero extinto hace más de 10.000 años.

Este tipo de construcciones, conocidas como "paleotocas", se encuentran únicamente en América del Sur y son obra de animales que vivieron en el Pleistoceno, como perezosos o armadillos, que tenían unas dimensiones muy superiores a las de sus parientes actuales.

La caverna encontrada en la localidad de Ponta de AbunÒ, muy cerca de la frontera con Bolivia, es de difícil acceso, aunque ya era conocida por algunos vecinos de los alrededores, que hasta ahora pensaban que era obra de la mano del hombre. Sin embargo, los científicos han encontrado marcas de garra que podrían pertenecer al desaparecido animal.

Mas info www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/megafauna/index.htm

Encuentran el primer nido de hadrosaurios en Mongolia.


Contaba con entre tres y cuatro especímenes. Es la primera vez que se da con embriones de esta especie. Como los huesos muestran escasa osificación y una textura esponjosa, los investigadores han deducido que se trataba de animales muy jóvenes cuando murieron.

Un grupo de científicos hallaron en Mongolia un nido de dinosaurios 'pico de pato', de la familia de los hadrosaurios, la primera vez que se encuentran restos de embriones de esta especie.

El nido contaba con entre tres y cuatro especímenes, y tenía además fragmentos de cáscara de huevos, de acuerdo con los resultados de la investigación liderada por Leonard Dewaele, paleontólogo de la Universidad de Gante, con científicos del Instituto Real de Ciencias Naturales de Bélgica.

El hallazgo ocurrió en un área conocida como la 'Tumba del Dragón' en el desierto de Gobi, en Mongolia, una zona en la que se han encontrado numerosos fósiles de este tipo de dinosaurios gigantes (Saurolophus angustirostris) desde 1947.

La prueba de estos 'bebés' se encontró en la longitud de sus cráneos, apenas un 5 % de la de un adulto de esta especie.

El pelo no evolucionó gradualmente en los mamíferos.


Los restos de un mamífero de hace 125 millones de años han sido encontrados en el yacimiento de Las Hoyas, en Cuenca. Su extraordinaria preservación incluye las primeras evidencias evolutivas de pelaje en mamíferos. El trabajo, liderado desde la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), se ha publicado en Nature.

La nueva especie, 'Spinolestes xenarthrosus', perteneciente a un grupo primitivo de mamíferos extintos, fue presentada en una rueda de prensa este miércoles en el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha (Cuenca).

"Se trata de la primera especie fósil que revela de modo inequívoco la estructura microscópica del pelo que recubre la piel de los actuales mamíferos", afirmó Ángela D. Buscalioni, directora del proyecto I+D Las Hoyas y miembro de la Unidad de Paleontología de la UAM.

"El hallazgo demuestra que, al contrario a lo que se creía, la evolución del pelo, junto con otras estructuras de la piel, no ocurrió gradualmente sino que tuvo lugar simultáneamente en el origen del linaje", detalló la investigadora.

lunes, 12 de octubre de 2015

Un increíble hallazgo paleontológico en la ciudad de Miramar.


Se dio a conocer el hallazgo y estudio de una antigua madriguera de 2,5 millones de años antes del presente, donde se recuperaron numerosos restos fósiles de animales, algunos ya extintos. El hallazgo fue realizado tiempo atrás en la ciudad bonaerense de Miramar.

Las investigaciones realizadas por Marcos Cenizo de la Fundación Azara, Universidad Nacional de La Pampa y Universidad Maimónides, junto a Esteban Soibelzon del Museo de La Plata, y Mariano Magnussen Saffer del Museo Municipal Punta Hermengo de Miramar, dieron a conocer un conjunto de fósiles inusuales encontrados dentro de una madriguera de finales del Plioceno en la ciudad de Miramar, Provincia de Buenos Aires, y publicada días atrás en la prestigiosa revista científica Historical Biology, An International Journal of Paleobiology.

Los investigadores describen en un extenso estudio (en ingles) cuatro tipos de tamaño en general para madrigueras prehistóricas que se encuentran en el Plioceno al Holoceno (últimos 4 millones de años) de Argentina y Brasil, de las cuales la más grande está relacionada a un armadillo gigante extinto, identificado como Ringueletia simpsoni.
 
Este hallazgo realizado en la ciudad balnearia, contiene la mayor diversidad de vertebrados recuperados dentro de una madriguera de este tipo, incluyendo restos óseos de armadillos (Ringueletia simpsoni), zarigüeyas extintas (Thylophorops chapadmalensis), prociónidos (Cyonasua lutaria), anuros de hábitos depredadores (Ceratophrys) y roedores (Microcavia y Lagostomopsis), como así también, sorprendió la presencia de coprolitos (materia fecal fósil) y residuos escatológico desagregados. 

Los investigadores de las instituciones participantes, sostienen por medio de estas evidencias descubiertas, que hace 2,5 millones de años, había “reocupación” de madrigueras es un comportamiento común en los mamíferos carnívoros pequeños, al menos desde principios del Plioceno. 

Además, se sugiere una relación depredador-presa entre los carnívoros estudiados y los más abundantes pequeños mamíferos excavadores de la prehistoria en la región pampeana, época, en que la actual provincia de Buenos Aires y ciudad de Miramar ubicada  a orillas del océano atlántico, se encontraba en el centro continental a cientos de kilómetros de la costa marina de entonces.

Este y otros hallazgos, confirman una vez mas, el potencial paleontológico y científico de la región, cuyos estudios comenzaron en el siglo XIX y potenciados mundialmente por Florentino Ameghino.

Libro sobre los hallazgos del Arroyo del Vizcaíno en Uruguay.


El sábado 10 de octubre se presento el libro Historia reciente del poblamiento remoto. Los hallazgos del Arroyo del Vizcaíno, Sauce.

La presentación comienzo a las 17 horas en el Centro Cultural Casa de Artigas, Sauce, y estará a cargo de los autores, Richard Fariña y Agustín Courtoisie, con la presencia de la profesora Elena Pareja.

El hallazgo paleontológico del Arroyo del Vizcaíno en Sauce, Canelones, cuenta una historia de mamíferos gigantes ya desaparecidos, con el particular agregado de posible evidencia de presencia humana en el continente americano mucho más antigua de lo esperado.

El descubrimiento de los fósiles fue realizado por vecinos de Sauce en 1997, y actualmente la investigación está a cargo de un equipo de paleontólogos de Facultad de Ciencias. La colección cuenta con más de 1.000 fósiles de 30.000 años de antigüedad, restos de animales extintos entre los que se encuentran el tigre diente de sable Smilodon, los perezosos gigantes Lestodon, Glossotherium y Mylodon, el ungulado Toxodon y el mastodonte Stegomastodon, entre otros. Richard A. Fariña es paleontólogo y docente de la Facultad de Ciencias de la Udelar.

Historia reciente del poblamiento remoto cuenta la historia de los hallazgos, el rol de la comunidad, los avances de las investigaciones y los debates que el descubrimiento generó en torno a la historia del poblamiento humano en América. El libro forma parte de la colección Biblioteca Canaria, editado por la Comuna Canaria. Escrito por el paleontólogo Richard Fariña y el profesor de filosofía Agustín Courtoisie, cuenta con reconstrucciones 3D de Mauro Muyano y fotografías de Martín Batallés y Gabriela Costoya.

Mas info www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/megafauna/index.htm

jueves, 8 de octubre de 2015

Hallan un extraño mamífero extinto que succionaba la comida.


Los científicos descubren una nueva especie del grupo de mamíferos marinos desmostylia, con un hocico largo y colmillos, que vivió hace 23 millones de años de edad.

La identificación de una nueva especie del grupo de mamíferos marinos desmostylia ha intensificado el breve y misterioso viaje de estos animales a través de la prehistoria.

Del tamaño de un hipopótamo, con un hocico largo y colmillos, la nueva especie --que vivió hace 23 millones de años de edad-- tiene una estructura única de dientes y mandíbula que indica un comportamiento vegetariano, pero que literalmente succionaba la vegetación costera como una aspiradora, afirmó el paleontólogo de vertebrados y coautor del estudio, Louis L. Jacobs, de la Universidad Metodista del Sur, Dallas.
El nuevo animal - en comparación con una de una especie diferente de Japón - nos hizo darnos cuenta de que no mastican como cualquier otro", aseveró Jacobs, profesor de Ciencias de la Tierra. 

Pero a diferencia de otros mamíferos marinos vivos hoy - como las ballenas, focas y vacas marinas - los desmostylia se extinguieron totalmente. Combinando todas sus especies, vivieron en un intervalo de entre hace 33 y 10 millones de años.


Mas info www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/megafauna/index.htm

Un feto de un equino de 48 millones de años en Alemania.


Tiene 48 millones de años y está bastante bien conservado. Se trata del feto de 12,5 centímetros de un equino parecido a un caballo y que fue descubierto en una cantera cerca de la ciudad alemana de Fráncfort en 2000, según un estudio publicado hoy por Plos One.

Expertos del Instituto de investigación Senckenberg de Fráncfort y del Museo de Historial Natural de Basilea (Suiza) estudiaron los huesos y la anatomía del feto, contenidos en los restos de su madre, gracias a un microscopio electrónico de barrido de alta resolución con microrayos x.

El feto, según el estudio, está bien conservado y tiene casi todos los huesos, que están conectados entre sí, a excepción del cráneo que parece haber sido aplastado. El buen estado de conservación del fósil permitió a los investigadores reconstruir la apariencia original y la posición del feto.
 
Además consideraron que la muerte de la yegua se produjo poco antes del parto pero sin estar vinculada con este, según un comunicado.

Los investigadores también encontraron conservado tejido blando, como una especie de uteroplacenta y un ligamento uterino, lo que puede ser el registro fósil más antiguo de un sistema uterino de un mamífero placentario. EFE

 Mas info www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/megafauna/index.htm

Un Carancho Gigante de la Prehistoria Bonaerense.

El descubrimiento fue realizado por investigadores de la Fundación Azara y del Museo de Historia Natural de Montevideo. 

Las grandes colecciones de vertebrados fósiles realizadas entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX por los primeros paleontólogos argentinos, aún revelan importantes sorpresas sobre nuestro pasado. Ejemplo de ello es el reciente redescubrimiento en las colecciones del Museo Argentino de Ciencias Naturales de los restos de un ave rapaz de gran tamaño que permanecieron sin ser estudiados durante casi cien años. El hallazgo original fue efectuado durante 1927 por los celebres pioneros de la paleontología bonaerense, Jorge Lucas Kraglievich y Lorenzo Julio Parodi, en las barrancas del Río Quequén Grande al sudoeste de la provincia de Buenos Aires.

Un trabajo publicado hace pocos días por investigadores del Museo de Historia Natural de Montevideo (Jones Washington, Andrés Rinderknecht y Ernesto Blanco) y de la Fundación Azara (Marcos Cenizo y Federico Agnolin) en la revista alemana “Neues Jahrbuch für Geologie und Paläontologie”, revela que los restos descubiertos en 1927 pertenecieron a una especie extinta de carancho cuyo tamaño era tres veces superior al de los actuales. 

Mediante un análisis estadístico utilizando como muestra comparativa un gran número de aves rapaces actuales, los investigadores estimaron que el ave en vida debió ostentar una masa corporal de 7.2 kg (con un rango de error de entre 11.2 y 4.6 kg), contrastando con el 1.5 kg que puede llegar a pesar como máximo un carancho actual. El tamaño gigantesco de este carancho extinto rivaliza solo con las mayores aves rapaces existentes en la actualidad como el Águila Harpía o el Cóndor Andino, y lo convierte en el miembro de mayor tamaño conocido para la familia de los Falcónidos (familia que agrupa a los caranchos, chimangos y halcones).

Los caranchos son aves oportunistas y carroñeras, por lo que se presume que el gran tamaño que alcanzó este pariente extinto podría responder a los efectos de su coevolución con los mamíferos de más de una tonelada que componían la megafauna pampeana (gliptodontes, mastodontes, megaterios, macrauquenias, toxodontes, etc.) y de cuyas carcasas probablemente se alimentó. Todo parece indicar que al extinguirse los gigantescos mamíferos del Pleistoceno hace unos 8 mil años atrás, estos caranchos de gran tamaño junto con otras aves carroñeras que dependían de sus carcasas para sobrevivir, finalmente también desaparecieron. 

Los abruptos cambios climáticos ocurridos durante finales del Pleistoceno junto con el ingreso de los primeros grupos humanos al continente sudamericano hace unos 14 mil años atrás, coactuaron para provocar la paulatina extinción de todos los mamíferos herbívoros de más de una tonelada. Afectada por la desaparición de los megaherbívoros toda la red trófica de estos ecosistemas colapsó, generando profundas modificaciones en las comunidades vegetales y conduciendo a la extinción de los grandes depredadores como los osos pampeanos, los tigres dientes de sable y los grandes lobos pleistocénicos. Ahora sabemos que este fenómeno de extinción a gran escala también afectó a las aves carroñeras, que con la declinación de los grandes herbívoros perdieron su principal fuente de alimento.
Ilustración: Marcos Cenizo. Fuente; Fundacion Azara.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Paleo, Revista Argentina de Divulgación Paleontológica. Numero 132.



01- Un roedor del Mioceno es el nexo de unión entre los africanos y asiáticos.    
02- Paleontólogos demuestran errores de método para calcular la edad de fósiles de plantas.      
03- Diecisiete nuevas huellas y rastros de dinosaurios localizados en Burgos.     
04- Un estudio genómico a gran escala arroja luz sobre los primeros pobladores de América.      
05- Hallan fósiles de serpiente de cuatro patas.  
06- Hallan en capullos de gusano los restos más antiguos de esperma animal.   
07- Paleontólogos encuentran en Alaska un plesiosaurio, un dinosaurio.
08- Descubren nuevas especies de dinosaurios al sur de los Pirineos.    
09- Hallan los fósiles de serpientes más antiguos conocidos.     
10- Hallan varios fósiles de un ancestro del elefante.
11- La tectónica de placas pudo haber impulsado la evolución de la vida en la Tierra.       
12- Científicos descubren una madriguera construida por un perezoso gigante en Brasil.  
13- El calentamiento del clima provocó la gran extinción de la megafauna.          
14- El MEH expone el cráneo de un oso de Atapuerca de más de 400.000 años. 
15- Fósiles de ammonites, una pista para reconstruir la historia de la vida en la tierra.     
16- Un asteroide no extinguió a los ictiosaurios.
17- Luz de sincrotrón para resolver los misterios de la paleontología        
01- Ángel Gallardo, ciencia, religión, política y in gran hombre para el país.
02- Los mamíferos dientes de sable y su paso en la historia biológica.
01- Virus gigante de más de 30.000 años en Liberia.
02- Un lirón enano del Cuaternario en la Península Ibérica.
03- Descubren un escorpión marino gigante.
01- A modo de Editorial.
02- Resúmenes o Abstract.
03- Lectores.
04- El fósil destacado.
05- Turismo y Naturaleza.
06- PaleoHumor:
07- Libros recomendados.
08- Sitios Web Sugeridos.
09- Congresos/Reuniones/Simposios.
10- Museos para conocer.

domingo, 4 de octubre de 2015

Museo Municipal Rincón de Atacama de Termas de Rio Hondo.

El Museo Municipal Rincón de Atacama, se encuentra ubicado en la ciudad de Termas de Rió Hondo, Provincia de Santiago del Estero, Argentina.

La razón de llamarse Rincón de Atacama, es porque antes de la conquista española, existía un territorio poblado de aborígenes que trabajaban la tierra y se dedicaban a la alfarería.

Este territorio, a márgenes del viejo Río Hondo, es hoy lecho de un hermoso lago que embalsa las aguas de la Presa Hidroeléctrica Río Hondo, a solo 4 km de la ciudad. Por aquel tiempo de la conquista española y entrado el 1650, se otorgó ese territorio en "Merced" por poblador y conquistador de esta provincia, al capitán Juan Pérez Moreno, llamándose "Merced de Atacama".
Con el correr de los años se estableció la "Estancia de Atacama" que hizo desaparecer aquel viejo pueblo de aborígenes alfareros. En honor a aquellos hombres y mujeres sometidos por los conquistadores y siendo ese territorio nuestro principal sitio arqueológico, se puso como nombre al museo "Rincón de Atacama".

Las piezas que atesora el museo demuestra la capacidad técnica y alfarera de los Tonocotes, nombre de estos antiguos pobladores de Río Hondo.

Las reliquias que están distribuidas en cuatro secciones, Entomología (insectos), Arqueología (restos de las culturas precolombinas que poblaron el departamento Río Hondo) y Paleontología (fósiles de la fauna prehistórica que existió en la región) y Paleobotánica (troncos petrificados encontrados en el lecho del río Dulce). También hay restos comparativos Mastozoologicos (mamíferos) que ayudan a comprender a los gigantes prehistóricos de la región.

En él se exponen piezas arqueológicas y paleontológicas que tienen origen milenario. También se presenta un gliptodonte, especie que cubierta por un caparazón, que habitó en América del Sur por casi 60 millones de años y se extinguió hace 10 mil. Además se pone a la vista huesos de mastodontes en gran numero, caballos primitivos y ciervos que poblaron esta zona, mamíferos notoungulados y troncos petrificados encontrados en las márgenes del Río Dulce, entre otros. 
En este Museo, además del espacio dedicado a la paleontología, que es el más importante, posee sectores a la mastozoología y entomologia..

Se exhiben cerámicas del período agro-alfarero, piezas del pre-cerámico, temprano, medio tardío e hispano indígena. Hay urnas funerarias, armas, hachas, molinos de piedra y puntas de flecha.
Las piezas provienen de la cultura Cóndor Huasi y de Las Mercedes con una antigüedad de 1600 a 1800 años producto del intercambio cultural de región siguiendo el cordón serrano a través de la región andina (Catamarca, Santiago del Estero, Guasayán). Tanto la cultura Cóndor Huasi como Mercedes “a sus entierros los realizaban en urnas funerarias”
Entre algunas piezas curiosas, se destaca una nueva especie de Paraeuphractus Scillato Yané, 1975. El nuevo taxón extiende la distribución geográfica del género fuera de los valles de altura de las provincias de Catamarca y Tucumán y el biocrón al  Montehermosense (Plioceno temprano). Paraeuphractus sabateri sp. nov procede de la Formación Las Cañas, en un área próxima a la ciudad de Las Termas de Río Hondo,  provincia de Santiago del Estero.
Se rescataron tres ejemplares, dos de los cuales presentan el caparazón dorsal casi completo. Se colectaron, además,  dos cráneos, una hemimandíbula y diversos restos de postcráneo. Entre otros rasgos, la nueva especie se diferencia de P. prominens (Moreno y Mercerat), por: el escudo escapular con la última banda (cuarta) completa sobre el dorso, el escudo pelviano conformado por once bandas, la región posterior del escudo pelviano con dos bandas (novena y décima) interrumpidas por una placa central y las placas marginales de la región posteroexterna con una proyección cónica dirigida hacia abajo. En el escudo pelviano de uno de los ejemplares se ha detectado la presencia de tres bandas suplementarias.

La más desarrollada se ubica entre la quinta y la sexta banda, sobre toda la mitad derecha del caparazón. Las dos restantes se introducen a modo de cuña entre la penúltima y la última (en la mitad izquierda) y por detrás de la última banda (en la mitad derecha). La presencia de bandas suplementarias fue citada previamente, sólo para  dasipódidos actuales. 
El museo se encuentra en la calle Caseros 268, en el microcentro de la ciudad de Termas de Río Hondo, Santiago del Estero, Argentina. Las visitas se realizan de lunes a sábados de 8 a 13.

Bicentenaria argentina, y un dinosaurio que cuenta una historia.


Investigadores argentinos anunciaron el descubrimiento de un nuevo linaje que podría aportar claves para comprender la evolución de los lejanos antepasados de las aves. Bicentenaria argentina, es el nombre elegido por los investigadores del Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN) para este nuevo dinosaurio, no sólo para conmemorar los dos siglos de independencia argentina sino también los 200 años de la creación del Museo, dependiente del CONICET.

Pero Bicentenaria no es un dinosaurio más: es muy probable que sea el primer representante que se encuentra de un linaje nuevo dentro de la familia de celurosaurios, aquellos dinosaurios que eventualmente darían origen a las aves. Los investigadores creen que ejemplares como el Bicentenaria podrían aportar claves para entender cómo fue la evolución de estos animales. “Si bien dentro de los celurosaurios hay miembros como el Tyrannosaurus rex o el Velociraptor, no se conoce mucho acerca de las formas primitivas, los primeros celurosaurios.

El Paleontólogo Fernando Novas, junto con su equipo, analizaron los huesos encontrados en Río Negro y describieron las características del Bicentenaria. Los adultos habrían tenido entre 2.5 y 3 metros de largo, y eran ágiles y delgados. Por la forma de sus dientes y la presencia de garras, sería posible deducir que se trataba de dinosaurios cazadores. Por otra parte, se puede también especular que este dinosaurio habría tenido el cuerpo cubierto por plumas.

Si bien no se hallaron rastros de plumaje en las rocas, investigaciones anteriores muestran que sus parientes, hallados en China, sí estaban emplumados. Las rocas que contenían los huesos tienen alrededor de 90 millones de años y corresponden al período Cretácico Superior, entre 65 y 98 millones de años atrás. Bicentenaria no sólo debería ayudar a comprender mejor el árbol familiar de las aves y sus parientes más cercanos, sino que también, indica que los continentes del sur – Sudamérica, África, Australia – tuvieron una mayor diversidad de dinosaurios pequeños y similares a las aves de lo que se esperaba.

Mas info www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm