miércoles, 16 de noviembre de 2016

Controversia sobre si es una Serpiente o un Dolichosaurio.



Un fósil de aspecto extraño fue aclamado como un hallazgo de una vez en-la-vida: supuestamente se trata de una instantánea rara de la forma en que las serpientes evolucionaron a partir de lagartos de cuatro patas.

Pero apenas a pasado más de un año después de que se dio a conocer, y una nuevo análisis a los animales sugiere que en realidad no es una serpiente. Quizás aún más preocupante, el fósil puede haber llegado a manos de los científicos bajo circunstancias poco éticas y probablemente ilegales.

De acuerdo a un reporte publicado en Nature, el animal de unos 110 millones de años de edad, conocido como fósil Tetrapodophis, se interpretó como una serpiente de madriguera con dos pares de patas pequeñas, lo que podría demostrar que las serpientes comenzaron su vida en la tierra. Si eso fuera verdad, el animal de seis pulgadas de largo podría clarificar el debate científico sobre si las serpientes perdieron sus extremidades en la tierra – la hipótesis actual favorita- o en el agua.

Pero, el nuevo análisis sugiere que en lugar de ser un Tetrapodophis podría ser en realidad el dolichosaurio más antiguo conocido, un tipo extinto de lagarto acuático que vivió durante el período Cretácico. Si no es una serpiente, las aguas evolutivas consiguen con esto ser mucho más turbias.