jueves, 31 de marzo de 2016

Encontraron coprolitos en restos de un pterosaurio.



Los paleontólogos se emocionan cuando encuentran caca - o, mejor dicho, heces fosilizadas, llamados coprolitos. Encontrar coprolitos es difícil, pero hallarlos dentro del animal que lo creó lo es mucho más, pero puede ser exactamente eso lo que hallaron en un espécimen recién descubierto de Rhamphorhynchus, un reptil alado. 

Se trata de un ejemplar de pterosaurio espécimen que data del Jurásico Superior, hace aproximadamente 161 a 146 millones de años. Los paleontólogos encontraron por primera vez esta Rhamphorhynchus en la cantera Schernfeld de Baviera, sur de Alemania, en 1965. Ahora, el fósil se encuentra en el Royal Tyrrell Museum of Palenotology, en Alberta, Canadá. Allí, un equipo de investigación recientemente tuvo la oportunidad de analizar el fósil en profundidad.


El equipo señala en su artículo, publicado en PeerJ, que el espécimen se encuentre en buen estado - algunos tejidos blandos, tales como las membranas de las alas y la piel que se extienden desde los miembros posteriores a la cola, son visibles. Además, tendido entre las tripas del espécimen estan los huesos de lo que puede ser un pescado. También hay una masa de algo por debajo de la criatura, un hueso triangular en la base de la columna vertebral, cerca de donde estaría la cloaca.

Mas info en http://www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

lunes, 28 de marzo de 2016

Paleo, Revista Argentina de Divulgación Paleontológica. Numero 141.




01- Hubo algo oscuro en la muerte de los dinosaurios?   
02- Hallan huellas de dinosaurio gigante cerca de Sucre.
03- Una tortuga depredada por una hiena en el Mioceno.
04- Un antepasado del conejo conecta Europa con Asia.
05- Notocolossus gonzalezparejasi, un nuevo dinosaurio gigante en Mendoza.    
06- Dos veterinarios encuentran en Uruguay el caparazón de un gliptodonte de hace 10.000 años.
07- El hambre no acabó con los leones americanos ni con los dientes de sable.
08- Descubierta en Túnez una nueva especie fósil de plancton marino.    
09- Dollocaris, un crustáceo extinto, era todos ojos.       
10- Paleoneurología de uno de los dinosaurios carnívoros más grandes del planeta.
11- Hallan un cráneo de Mastodonte en Urdinarrain.       
12- Los mamuts se extinguieron por no tener una dieta equilibrada.        
13- Nueva York recibe a uno de los mayores dinosaurios descubiertos.   
14- El temporal marítimo deja al descubierto árboles de 300 millones de años en Asturias.          
15- Comienza el Antropoceno: la Tierra transformada por el ser humano. 
16- Las ballenas que no sobrevivieron a una extinción masiva.
17- La edad de los peces y las extinciones masivas.                 
01- Ruben Arthur Stirton. La evolución de los mamíferos de Norteamérica y Australia.
02- Los meridiungulados característicos del Pleistoceno de Argentina.
01- Los paleontólogos identifican a los dinosaurios más sexis.
02- Un nuevo dinosaurio del Jurásico en Gales
03- Un animal con esqueleto complejo de 550 millones de años.
01- A modo de Editorial.
02- Resúmenes o Abstract.
03- Lectores.
04- El fósil destacado. Octodontotherium.
05- Turismo y Naturaleza. Reserva de Animales Silvestres Guaycolec.
06- PaleoHumor:
07- Libros recomendados.
08- Sitios Web Sugeridos.
09- Congresos/Reuniones/Simposios.
10- Museos para conocer. El Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsonian.

miércoles, 23 de marzo de 2016

El Smilodon no vivía en los bosques.


El comúnmente llamado tigre dientes de sable era un felino depredador de gran tamaño y colmillos merecedores del apodo de sables que deambulaba por América hace aproximadamente entre 10.000 y 1,6 millones de años.

Hasta ahora, los paleontólogos asumían que este depredador que pesaba hasta 400 kilogramos y que tenía una estructura ósea similar a la de un felino que hubiera vivido en los bosques, habría cazado en ellos. Se creía que eso habría facilitado a estos animales, con unos colmillos de hasta 30 centímetros de largo, encontrar lugares para ocultarse desde los cuales atacar a sus presas.

Pero los resultados de un nuevo estudio señalan hacia una conclusión distinta. El equipo de Hervé Bocherens, del Centro Senckenberg de Evolución Humana y Paleoambiente (HEP) en la Universidad de Tubinga, Alemania, examinó los huesos de tigres dientes de sable que vivieron en la región de la Pampa argentina en el período que va del 25000 al 10000 antes de Cristo.

Bocherens y sus colaboradores compararon muestras de colágeno procedentes de huesos de varios depredadores de la era glacial, incluyendo el tigre dientes de sable, el jaguar (Panthera onca), y una especie de perro salvaje (Protocyon), con muestras de colágeno óseo de sus probables presas. Los isótopos de carbono y nitrógeno encontrados por Bocherens le permitieron extraer conclusiones sobre el tipo de entorno en el que vivían los animales. Fuente: NCyT. Recreación de Daniel Boh.

Mas info en http://www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

lunes, 21 de marzo de 2016

Descubren fósil de anfibio que podría modificar fecha de extinción de su especie.


En los últimos días, el Dr. Julio Simonini, integrante del Museo Paleontológico de San Pedro, descubrió el cráneo fosilizado de un ejemplar de Ceratophrys en sedimentos que, según las primeras apreciaciones, se habrían depositado a finales del Pleistoceno y comienzo del Holoceno, estimándose una antigüedad que rondaría los 10.000 años. 

Se logró salvar de la erosión a la mitad posterior del cráneo, la cual incluye parte de las orbitas de los ojos, una sección de la cúpula craneana, la base del cráneo y el maxilar superior con su dentición bastante completa. El ejemplar hallado en San Pedro, se encontró asociado a restos de otros animales que conformaban la fauna local durante la etapa de transición entre el Pleistoceno y el Holoceno. 

Junto al escuerzo se lograron identificar fragmentos de Reithrodon (comúnmente conocido como “rata conejo”, roedor que ya no habita la zona de San Pedro), Tolypeutes (pequeño armadillo al que actualmente se denomina “quirquincho bola”, por la capacidad de enrollar su cuerpo ante un peligro) y Microcavia australis (un cuis de orejas redondas que en el presente habita regiones de clima más seco que el de la provincia de Buenos Aires).
José Luis Aguilar, fundador del equipo que conduce el Museo, señala que “esta asociación de fauna revela características ambientales diferentes a las actuales, señalando la presencia de espacios abiertos y menores índices de humedad”. Fuente: José Luis Aguilar en Facebook.
Mas info en http://www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

viernes, 18 de marzo de 2016

Hallan restos fósiles del perezoso prehistórico mas grande del mundo.


El Museo Municipal Punta Hermengo de la ciudad de Miramar (provincia de Buenos Aires, Argentina) dio a conocer el hallazgo y recuperación de un enorme fémur de un perezoso gigante ya extinto, y el mamífero prehistórico terrestre mas grande que habito en América del Sur.

Entre las localidades de Mar del Sud y Centinela del Mar (cerca de Miramar) es rica en fósiles del Cuaternario, especialmente mamíferos de gran tamaño que habitaron estas llanuras hace unos 500.000 años.
 
Recientemente y gracias al aviso de un vecino marplatense, Daniel Tassara, que realizaba un paseo por  allí, el personal y voluntarios del Museo Municipal “Punta Hermengo” de la ciudad de Miramar, pudieron recuperar un inmenso fémur de 90 cm de largo por 35 cm de ancho, además de un fragmento de cráneo, correspondientes a un Megaterio (Megatherium americanum), el más grande de los antiguos perezosos  y posiblemente el más grande de los mamíferos que habitó  América del Sur.

Los perezosos gigantes eran originarios de este continente y se diversificaron en diversos ambientes, alcanzando en algunos casos tamaños gigantescos como en el caso del Megaterio que pesaría de 3 a 4 toneladas y alcanzaba los 6 metros de largo. Otra particularidad es que se pudo comprobar que estos animales se podían desplazar en dos patas, tal como lo demuestran las huellas halladas. 

También tenían grandes garras, que se cree usaba para desgajar las ramas de los árboles de esos tiempos como los Talas o Algarrobos, para así poder comer de sus hojas. Esto último se puede suponer debido a la forma de su paladar, que es estrecho y sugiere que era muy selecto para elegir su alimento, compuesto de frutos y hojas de los árboles, aunque no se descarta que se alimentara de vegetales más duros como los pastos.

Se extinguieron a principios del Holoceno, hace unos 10.000 a 8.000 años, posiblemente por cambios en su hábitat, aunque los científicos postulan también, que los primeros seres humanos en la región los cazaban regularmente, acelerando su extinción.

La tarea fue realizada por Daniel Boh, Director del citado Museo, el técnico Mariano Magnussen Saffer y por los voluntarios Francisco De Cianni y Francisco Elguero Suárez. Durante el trabajo de campo también se pudo ubicar otros fósiles que serán desenterrados en otra oportunidad y que demuestran la riqueza natural de nuestro distrito.

El Museo de Miramar había presentado hace algo mas de un año el cráneo de otro individuo de Megaterio, hallado en las inmediaciones del Bosque del Vivero Dunicola Florentino Ameghino, restos aislados de otros ejemplares y parte del cráneo y mandíbulas de un ejemplar juvenil de esta especie, lo que convierte a esta región como una de las principales en el mundo en restos fósiles del Cuaternario (Últimos 2,5 millones de años).

El enorme fósil recuperado ya se encuentra en la sala de paleontología del museo miramarense y será catalogado a fin de ponerlo a disposición de cualquier científico que desee estudiarlo, ya que el patrimonio paleontológico de Argentina se encuentra protegido por la ley 25.473, y localmente la ordenanza municipal 248/88 habilita solo al museo municipal proceder ante estos hallazgos.

Que mas sabemos del Megaterio?

El Megaterio (Megatherium) pertenece al orden "Pilosa", y  en la actualidad se encuentran representados por mamíferos pequeños y medianos, como osos hormigueros y perezosos de tres dedos, que pasan la mayor parte de su tiempo colgados en los árboles, moviéndose en forma muy lenta, debido a su bajo metabolismo, pero en el Pleistoceno habitaron en nuestro territorio formas gigantescas.

Megatherium fue descripto por primera vez por el naturalista francés Georges Cuvier en 1796, quien se baso para tal descripción en un esqueleto completo descubierto en 1789 en las barrancas del Rió Lujan (Prov. Buenos Aires). Su nombre significa "bestia grande" y sin dudas fue el animal terrestre más grande que habito en la región pampeana, donde se han rescatado sus principales restos. El género Megatherium constituye, al igual que Glyptodon, uno de los elementos más conspicuos de la megafauna pleistocena. Su dentición está constituida por molariformes en forma de columna prismática cuadrangular. Tradicionalmente, se lo ha asociado a una dieta herbívora, aunque se propuso una dieta mixta, carroñera o incluso carnívora. 

Desde el punto de vista geográfico, su extensión parece estar limitada a la parte austral de América del Sur, es decir, Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Chile, Perú y Bolivia; hacia el norte y el este, Megatherium es reemplazado por Eremotherium, un género similar, pero con algunos caracteres más primitivos y adaptado a temperaturas posiblemente más elevadas. 

Superaba los 4,5 metros de altura cuando se paraba sobre sus patas traseras y con su larga y robusta cola  formando una especie de "trípode" permitiéndole llegar de esta forma a las hojas de los árboles y tener un mejor panorama de todo su alrededor. El peso estimado de esta especie es de 5 toneladas, algo así como dos elefantes. Su cuerpo estaba recubierto por un fuerte pelambre. Sus patas delanteras eran largas y fuertes, acompañadas por cuatro garras, lo que le permitía acceder de mejor manera a los vegetales que formaban parte de su dieta. En la localidad de Pehun-co, Provincia de Buenos Aires, se hallo un yacimiento paleoicnologico con huellas dejadas por este enorme animal hace unos 11 mil años, junto a otras pertenecientes a especies desaparecidas y vivientes Megatherium coexistió con los antiguos habitantes humanos en la Provincia de Buenos Aires hace 8500 años antes del presente.

Para conocer mas sobre las criaturas prehistóricas de esta región, los invitamos a visitar el sitio www.museodemiramar.com.ar

jueves, 17 de marzo de 2016

Tullimonstrum gregarium, un extraño pez prehistórico.


Es probable que nunca haya visto una imagen de la extraña criatura, ya extinguida, sobre la que trata este artículo. Pero Tullimonstrum gregarium, conocido popularmente como monstruo Tully, es toda una celebridad en Illinois (EEUU). En 1989 fue declarado fósil oficial de este estado donde se han encontrado todos los especímenes hallados hasta ahora. Hasta tal punto es famoso allí el monstruo Tully que sus dibujos decoran las caravanas y los camiones de la firma U-Haul.

Aunque fue descubierto por primera vez en 1958 y descrito científicamente en 1966, los paleontólogos todavía no sabían qué tipo de animal fue esta criatura de cuerpo blando y menos de 20 centímetros de longitud, que vivió hace unos 300 millones de años, durante el periodo Carbonífero, en aguas costeras poco profundas.

Habían reconstruido con mucha precisión qué aspecto tenía, pero no sabían qué era. Basándose en algunas de sus características, pensaban que podía tratarse de una especie invertebrada, pero un nuevo y detallado estudio publicado esta semana en la revista Nature contradice esa teoría y resuelve el misterio del monstruo Tully, denominado así por su extraño aspecto y en homenaje a su descubridor, Francis Tully, un coleccionista de fósiles.

Según asegura el equipo liderado por Victoria McCoy, de la Universidad de Yale, tras analizar 1.200 ejemplares de la colección que hay en el Museo de Historia Natural Field, Tullimonstrum gregarium fue un animal vertebrado, con branquias y una notocorda o cuerda dorsal que sostenía su cuerpo. Su pariente vivo más próximo sería la lamprea, según los investigadores.

Más info www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/megafauna/index.htm

lunes, 14 de marzo de 2016

Argyrocetus patagonicus, un delfín extinto de patagonia.


Los delfines de la familia extinta Eurhinodelphinidae son odontocetos que vivieron del Oligoceno hasta el Mioceno. Argyrocetus patagonicus, es el miembro mas primitivo de esta familia de cetáceos. Los miembros de familia poseían una prolongación de la mandíbula superior con apariencia similar a un pez espada. De alimentación carnívora y oportunista. La historia evolutiva de los cetáceos estuvo marcada por al menos tres radiaciones adaptativas. La segunda radiación (Oligoceno-Mioceno Temprano) marcó la aparición de los Neoceti (Odontoceti y Mysticeti), y estuvo principalmente influenciada por la apertura del Océano Austral y cambios en el ecosistema oceánico y su productividad. Algunos de estos materiales mas modernos, provienen del Mioceno Temprano en la Formación Gaiman y con una antigüedad de 20 millones de años antes del presente. Imagen; Cráneo y mandíbula del Oligoceno tardío - Mioceno temprano de Chubut. Museo de la Plata.

Mas info www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/principal.htm

sábado, 12 de marzo de 2016

Teyujagua paradoxa, el ancestro común de dinosaurios, cocodrilos y aves.


Hace 250 millones de años el planeta se estaba recuperando de una extinción masiva, probablemente provocada por una serie de erupciones volcánicas, que se llevó por delante a la mayor parte de los seres vivos. De esa época data el fósil de un reptil encontrado en Brasil a principios de 2015 por un equipo del Laboratorio de Paleobiología del UNIPAMPA (Brasil). Este descubrimiento proporciona valiosa información sobre cómo era la vida justo antes de que apareciesen los dinosaurios. 

El reptil, que ha sido bautizado con el nombre de Teyujagua paradoxa, o "lagarto feroz" según la lengua de la etnia guaraní utilizada para el nombre, es el pariente más cercano del grupo que dio origen a los dinosaurios, cocodrilos y aves. Con este apodo se hace referencia a un animal mitológico llamado 'Teyú Yaguá', que generalmente se representa como un lagarto con cabeza de perro. La información sobre el hallazgo se recoge en un estudio publicado en la revista Scientific Reports.

Teyujagua paradoxa era un cocodrilo de tamaño pequeño, cuadrúpedo y de unos 1,5 metros de longitud cuyos dientes curvados y puntiagudas indican que seguía una dieta carnívora. Las fosas nasales se colocaron en la parte superior del hocico, una característica típica de algunos animales acuáticos o semi-acuáticos, tales como los cocodrilos de hoy en día. Teyujagua probablemente vivía en los márgenes de lagos y ríos, cazando anfibios y pequeños reptiles extintos similares a los lagartos.

jueves, 10 de marzo de 2016

Paleo, Revista Argentina de Divulgación Paleontológica. Numero 140.



01- Acanthoteuthis, un calamar del Jurásico y nuevas evidencias.           
02- El dinosaurio carnívoro gigante Spinosaurus se alimentaba como un pelícano.           
03- El Gigantopithecus y su extinción.   
04- En Alemania, harán una replica del dinosaurio más grande del mundo que fue hallado en Trelew.        
05- Enorme plesiosaurio nadó una vez alrededor de la antigua Patagonia
06- Recuperan restos de Mamut en Villa Hidalgo, Mexico.          
07- Fósiles de Canarias revelan la procedencia de las aguas cálidas que templaron Europa.
08- La ecología y evolución de los primeros mamíferos carnívoros.
09- Machimosaurus rex, un gigante cocodrilo del Jurasico marino de África.        
10- El istmo de Panamá cuatro millones de años antes de lo que se estimaban.
11- Hallaron el caparazón de un gliptodonte en Carlos Spegazzini.          
12- Le revisaron la valija y le encontraron un diente de mastodonte.
13- El esqueleto de un joven dinosaurio entusiasma a los científicos.      
14- Como elegían pareja los dinosaurios.           
15- Un Mammuthus primigenius cazado hace 45.000 años.        
16- Lohuecosuchus megadontos, un cocodrilo en Cuenca hace 66 millones de años.
17- Icnitas demuestran el amor entre dinosaurios.
01- El origen de los caballos y su proceso evolutivo.
02- Los fósiles en Bariloche que atestigüen la conexión con otros continentes.
01- Cotyledion tylodes, un animal marino prehistórico.
02- Las plantas se mezclan genéticamente con otras especies.
03- Las vacas marinas se originaron en África.
01- A modo de Editorial.
02- Resúmenes o Abstract.
03- Lectores.
04- El fósil destacado. Protypotherium.
05- Turismo y Naturaleza.
06- PaleoHumor:
07- Libros recomendados.
08- Sitios Web Sugeridos.
09- Congresos/Reuniones/Simposios.
10- Museos para conocer. Museo Arqueológico Provincial de Jujuy.

martes, 8 de marzo de 2016

Científicos estudian clonar al león cavernario, extinguido hace 12 mil años.

El hallazgo de dos cachorros de la raza congelados en Siberia ha sido el punto de inicio de este proyecto, en el que colaboran científicos rusos y surcoreanos. Aunque los leones tengan 12.000 años de antigüedad se encuentran en perfecto estado, por lo que esperan encontrar entre los restos tejidos con ADN que les permitan crear una réplica.

El descubrimiento de dos leones cavernario en agosto del año pasado en Siberia, ha llevado a un grupo de expertos coreanos a empezar a trabajar en su clonación. Los cachorros fueron hallados en perfecto estado debido a las bajas temperaturas siberianas.

Los investigadores esperan encontrar entre los restos que conservar tejidos con ADN que les permitan recrear una réplica de los animales. Se trata de un proyecto conjutno entre científicos rusos y surcoreanos que pertenecen a la Fundación Paleontológica de Biología Molecular de la Universidad del Norte de Rusia, en la ciudad de Yakutsk.

Aunque los leones tengan 12.000 años de antigüedad se encuentran en perfecto estado, tanto que incluso se conservan sus bigotes. Los depredadores prehistóricos, llamado Uyan y Dina, son los ejemplos más vírgenes de este antiguo del león.

Más info www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/megafauna/index.htm

domingo, 6 de marzo de 2016

Tras el rastro de los últimos dinosaurios en la Patagonia chilena.


La era de los dinosaurios sigue viva en la Patagonia chilena gracias a un grupo de científicos que recorre las frías colinas y los parajes esteparios del sur del mundo en busca de restos fósiles de plantas y animales de más de 65 millones de años de antigüedad.

La expedición, coordinada por el Instituto Antártico Chileno (Inach), va detrás de los vestigios de dinosaurios y otras especies que habitaron esa zona austral en el Cretácico Superior, una etapa cercana a la extinción masiva de los dinosaurios.

El lugar elegido para la búsqueda es la tundra patagónica de la estancia Cerro Guido, más de 340 kilómetros al noreste de Punta Arenas, y cerca de la frontera con Argentina.

Llegar hasta ese remoto rincón resulta una pequeña odisea. Primero, más de cinco horas en automóvil por carretera y caminos de ripio para alcanzar la estancia Las Chinas.

Desde allí, hay que seguir en dirección al norte una decena de kilómetros hasta el punto donde se levanta el campamento científico, aunque resulta imposible hacerlo en jeep por el cruce de ríos y la inestabilidad del terreno.

Las posibilidades son hacerlo a pie, con una caminata de más de cuatro horas, o a bordo de un tractor, que reduce a la mitad el tiempo de viaje. Fuente La Región.

martes, 1 de marzo de 2016

Un estudio de ADN descarta a la familia Glyptodontidae y los reclasifica como familia Chlamyaphoridae.


Los miembros de este grupo fueron tradicionalmente situados en una familia propia, Glyptodontidae, la cual se suponía había divergido tempranamente del linaje de los armadillos, la familia Dasypodidae. 

En febrero de 2016, se publicó un análisis del ADN mitocondrial del gliptodonte Doedicurus en el cual se determinó que, en realidad, este se situaba junto con los armadillos modernos como el taxón hermano de un clado consistente de las subfamilias Chlamyphorinae y Tolypeutinae. Por esta razón los gliptodóntidos y todos los armadillos modernos fueron reclasificados en la familia Chlamyaphoridae, excepto por los miembros del género Dasypus que continúan como parte de Dasypodidae.

Hace miles de años vivían en Suramérica unos grandes mamíferos llamados gliptodontes que podían llegar a pesar más de una tonelada. Su caparazón óseo redondeado y su cola con púas recordaban a los armadillos gigantes actuales. Un nuevo estudio, publicado ahora en Current Biology, demuestra que en realidad estos mamíferos acorazados eran parientes de los armadillos, según revela el análisis de ADN antiguo.

El equipo internacional de científicos, liderado por la Universidad de Montpellier (Francia), ha reconstruido el árbol genealógico de estos mamíferos basándose en su genoma mitocondrial, a partir de pequeños fragmentos de ADN extraídos del caparazón óseo fósil. Los resultados confirman que los gliptodontes representaron un antiguo linaje de los armadillos gigantes que se originó hace unos 35 millones de años.
 
“Los gliptodontes deberían considerarse como una subfamilia de los armadillos gigantes”, dice Frédéric Delsuc de la universidad francesa. “La actual estructura de su caparazón inarticulado podría haber evolucionado como respuesta a la limitación funcional impuesta por el aumento de tamaño que estos animales experimentaron a lo largo del tiempo”, añade el investigador.

Chlamyphoridae es una familia de mamíferos cingulados, comúnmente conocidos como armadillos. Desde hacía un tiempo ha habido cierta especulación respecto a que la familia en la que se agrupan tradicionalmente los armadillos modernos, Dasypodidae podría ser parafilética basándose en la evidencia morfológica, mientras que los extintos gliptodóntidos eran considerados como cingulados basales, alejados de las formas modernas.

Articulo: Delsuc, F.; Gibb, G. C.; Kuch, M.; Billet, G.; Hautier, L.; Southon, J.; Rouillard, J.-M.; Fernicola, J. C.; Vizcaíno, S. F.; MacPhee, R. D.E.; Poinar, H. N. (2016-02-22). «The phylogenetic affinities of the extinct glyptodonts». Current Biology 26 (4): R155–R156. Fuente; SINC y Wikipedia.