domingo, 12 de febrero de 2017

Como rescatar un gran gliptodonte y no fallar en el intento.





Durante las VI Jornadas Paleontológicas Regionales llevadas a cabo en la ciudad de Santa Clara del Mar, en la provincia de Buenos Aires, se dio a conocer una nueva técnica para recuperar grandes tocones de sedimento con fósiles en su interior por parte de una experiencia llevada a cabo por personal del Museo Municipal Punta Hermengo de Miramar.

Los afloramientos fosilíferos pueden tener variantes en su dureza, el tipo de fosilización del organismo, la manera directa o indirecta de llegar al material paleontológico, los recursos técnicos y económicos de las instituciones participes, influyen sobre el resultado exitoso del rescate paleontológico.

Si bien la extracción de un gran bochon de varias toneladas parece algo clásico en la paleontología, podemos decir que no siempre se realiza de la misma manera, por la cantidad de variantes ya expresadas. A lo largo y ancho del país, grandes, medianos y pequeños museos tienen experiencias fallidas en la extracción y traslado de grandes piezas hasta los respectivos laboratorios, donde se los procesa técnicamente para su posterior estudio, exhibición o colección.

El Museo Municipal Punta Hermengo logro la recuperación de su tercera coraza de un enorme Glyptodon s.p (Mammalia, Cingulata, Glyptodontidae) en sedimentos del Pleistoceno medio-superior en los barrancos del litoral marítimo del Bosque del Vivero dunicola Florentino Ameghino de la ciudad de Miramar con la construcción de una novedosa estructura desarmable, única y original para su extracción, traslado al museo y la respectiva documentación del proceso técnico.